Una causa iniciada hace 14 años.Germán Kammerath ocupó la secretaria de Comunicaciones. También fue intendente de Córdoba

El ex intendente de Córdoba Germán Kammerath fue condenado atres años y medio de prisión efectiva, e inhabilitado a perpetuidad para ejercer cargos públicos, acusado de realizar negociaciones incompatibles con la función pública.

La sanción refiere a la contratación que hizo de la firma Radioavisopara realizar seguimiento de la flota de vehículos municipales durante su gestión, hace ya 14 años.

Se trata de la primera condena que recibe Kammerath, pese a que atravesó decenas de procesos judiciales, tanto por su desempeño como intendente, cuanto derivadas de su paso por la Secretaría de Comunicaciones a nivel nacional, durante la gestión presidencial de Carlos Menem.

La decisión fue tomada en forma unánime por la Cámara Segunda del Crimen, con participación de jurados populares, que además le fijó una fianza de 300 mil pesos, a depositar en las próximas 72 horas, para poder mantener la libertad hasta que dicha condena quede firme en otras instancias judiciales.

También le impusieron a Kammerath la prohibición de salir del país, lo cual lo complicaría personal y profesionalmente ya que, según dijo el acusado durante el juicio, se gana la vida asesorando a empresas de nuestro país que se relacionan con pares de China.

El Tribunal también condenó al otro imputado y excuñado de Kammerath, Alejandro Rodríguez de la Puente, por el mismo delito, aunque en condición de partícipe necesario.

En su caso, le impuso la pena de dos años y medio de prisión, pero en carácter condicional, y también dispuso su inhabilitación perpetua.

Ambas condenas coincidieron en un todo con lo solicitado por la fiscal Laura Battistelli, quien se proclamó satisfecha con el pronunciamiento.

La denuncia contra Germán Kammerath por Radioaviso, al igual que una decena de otras similares, fue realizada por el exintendente Luis Juez. Sin embargo, sólo esta prosperó en el ámbito de la Justicia y derivó ayer en una condena, la primera que sufre Kammerath.

Fuente: Clarin