Polémica resolución.Posiblemente lleven la palabra «asentamientos». Según Bruselas, es para evitar que se boicotee toda la producción israelí. Para el gobierno israelí, al contrario, la nueva norma fomentará aún más ese boicot.

La Comisión Europea aprobó hoy que todos los productos con origen en los asentamientos israelíes en territorios palestinos ocupados lleven obligatoriamente una etiqueta que los diferencie de los producidos en Israel.

La medida trata de ayudar al consumidor europeo a diferenciarlos para, según Bruselas, evitar que se boicotee toda la producción israelí. Para el gobierno israelí, al contrario, la nueva norma fomentará ese boicot y tendrá «implicaciones políticas».

Israel había advertido a la UE que de aprobarla no tendría en cuenta a los europeos en el proceso de paz. El gobierno israelí convocó al representante de la UE en Israel. Las autoridades palestinas la consideran insuficiente y piden a Europa que apruebe un embargo comercial total contra Israel.

La industria europea y las cadenas de alimentación deberán a partir de ahora diferenciar con una etiqueta especial qué productos vienen del Israel reconocido por Europa y cuáles de los territorios palestinos ocupados por Israel.

Aunque Bruselas no explicó esta mañana cómo serán las nuevas etiquetas, fuentes de la Comisión Europea explicaron queposiblemente lleven la palabra «asentamientos». Si el propio productor no usa esa etiqueta será colocada en destino por los importadores europeos. Los sectores más afectados son los productos frescos como uvas, dátiles, vinos, aves de corral, miel y aceite de oliva.

Hasta hoy no hay diferencia a pesar de que, según el derecho internacional, la producción israelí en los territorios ocupados sería ilegal porque el ocupante no tiene derecho a explotar el territorio ocupado.

Bruselas calcula que la medida afectará a menos del 1% del comercio entre Israel y la UE, unos 154 millones de euros, según los datos de 2014. Israel por su parte calcula que afectará a entre el 2% y el 3% de las exportaciones israelíes a Europa. La respuesta de Israel se debe a que teme que esta medida fomente el boicot de sus productos. Para Bruselas es sólo una medida «técnica».

En conferencia de prensa, el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, dijo que la UE «no apoya ningún boicot a Israel». Pero Bruselas es clara: «los territorios ocupados no son parte de Israel, así que sus productos no pueden llevar la etiqueta ‘Made in Israel».

Europa no reconoce la ocupación israelí de Gaza, Cisjordania, Jerusalén Este y los Altos del Golán. El Reino Unido, Bélgica y Dinamarca ya tenían una medida similar que diferenciaba los productos originarios de Cisjordana. A partir de ahora será una política de los 28 países de la UE y que concernirá a todos los territorios palestinos ocupados por Israel.

Fuente: Clarin