El animal nacional del país oceánico es el segundo de su especie que nace de color completamente blanco.

Los cuidadores del parque de vida silvestre neocelandés Pukaha Mount Bruce quedaron estupefactos cuando vieron asomarse de un huevo un Kiwi completamente blanco. Mauriora, como lo bautizaron, es el segundo caso documentado de un Kiwi albino y, según explicaron los veterinarios, se da cuando los dos padres del animal poseen un extraño gen recesivo.

El especimen, que está en riesgo de extinción, llega a tener el tamaño de una gallina y puede vivir hasta los 100 años. «Quedamos totalmente asombrados cunado vimos que era totalmente blanco», comentó uno de los cuidadores del parque que presenció el nacimiento.

Mauriora quedará bajo el cuidado de los encargados del parque ya que no podría sobrevivir en el exterior debido a su particular plumaje.

Minuto Uno

Deja una respuesta