La polémica iniciativa llega junto al incremento de las protestas contra el ajuste y cuando distintos videos dejaron en evidencia la represión a los manifestantes. Video sobre policías infiltrados durante el 25-S.

Mientras crecen las protestas contra los recortes, el ministerio del interior de España estudia prohibir la grabación y difusión de imágenes de la policía en el ejercicio de sus funciones.

La medida se aplicaría cuando se pongan en riesgo la integridad física o el honor del agente policial o cuando la presencia de cámaras pueda suponer un obstáculo para el desarrollo de una operación, consignó la señal de noticias RT en un informe sobre el tema.

Según el gobierno, la medida aún está en estudio y no pretende coartar el derecho ni la libertad de información, aunque fueron las cámaras y videos, muchas veces caseros, los que pusieron en evidencia la represión de las fuerzas de seguridad durante las protestas contra el ajuste.

El 25 de septiembre pasado un video mostró cómo la policia reprimía de manera brutal a quienes reclamaban la renuncia del jefe de gobierno Mariano Rajoy en las inmediaciones del Congreso.

En la misma filmación también quedó en evidencia la presencia de agentes policiales infiltrados entre los manifestantes al registrar la resistencia de uno de ellos cuando era aporreado y detenido por agentes antimotines.

Otra de las actuaciones policiales más cuestionadas ocurrió durante las movilizaciones de los estudiantes valencianos contra los recortes.

Allí, los agentes antidisturbios cargaron contra los manifestantes y todo quedó registrado en imágenes. Estas, junto a otras de hechos similares, generaron indignación en la opinión pública y pueden observarse en el sitio informativo Publico.es

Télam

Deja una respuesta