Sebastián Crismanich, ganador de la medalla de oro en taekwondo en los Juegos Olímpicos, se mostró exultante a su llegada a la Argentina y afirmó: «Lo que conseguí es inolvidable».

El correntino arribó al aeropuerto de Ezeiza pasadas las 8 de la mañana procedente de Londres.

A su llegada, Crismanich, exultante y feliz, comentó que sabía que podía llegar a la medalla de oro porque se había preparado para eso.

El ganador de la medalla de oro indicó que “siempre sentí el apoyo de todos los deportistas y eso me dio mucha energía”

Duante la conferencia que ofreció en el aeropuerto de Ezeiza, el correntino expresó su satisfacción por el trabajo que realiza en ENARD (Ente Nacional de Alto Rendimiento).

“Ojalá hubiera diez entidades así que ayudaran a los deportistas como el ENARD. Nos salvó la vida», enfatizó.

El atleta aprovechó además para desmentir categóricamente las publicaciones en las redes sociales sobre el “abandono” que había sufrido el taekwondista por parte de los entes gubernamentales.

“Quiero desmentir todo lo que circuló porque compartí con la delegación en la villa y quedo claro para los entendidos que era una mentira muy grande”, indicó.

“Por ahí, los que no están interiorizados piensan cualquier cosa y genera dudas pero nunca fue cierto”, agregó.

Por su parte, el presidente de la Confederación Argentina de Taekwondo, Ricardo Torres, tuvo palabras de agradecimiento para el ENARD, el Comité Olímpico Argentino, y la Secretaría de Deportes de la Nación.

Fuente e Imagen: Télam

Deja una respuesta