La jueza participa de la audiencia que determinará el futuro de la investigación. «Desde el inicio de la causa estuvimos ante un juez incompetente», argumentó. La querella apuntó contra Lagomarsino y la custodia del fiscal fallecido. Además reveló que pidieron medidas de prueba sobre Cristina Kirchner

La Sala VI de la Cámara Criminal y Correccional recibe a las partes del expediente que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman para resolver su pase a fuero federal, lo que equivaldría a validar que hay prueba suficiente para una sospecha de homicidio del ex jefe de la UFI-AMIA.

Durante las primeras horas, la reunión estuvo cargada de polémica y tensión entre las partes, que tienen posturas encontradas sobre el futuro de la investigación. Y se registró un quiebre en el encuentro a partir de la declaración de Sandra Arroyo Salgado, ex pareja del fiscal fallecido, quien llegó al Palacio de Tribunales 20 minutos después del inicio de la audiencia.

Entre lágrimas, la magistrada defendió la posición de la querella, que pretende que la pesquisa quede bajo la órbita de la justicia federal. «La muerte de Nisman es el hecho institucional más grave desde la vuelta de la democracia, inauguró un año de maldad y de temor que generó una sensación de miedo de la que muchos no pudieron liberarse; en el medio judicial muchos perdieron la libertad de conciencia», aseguró Arroyo Salgado.

La ex esposa del titular de la UFI AMIA describió, además, que durante el último año ella y su familia vivieron situaciones de «violencia pública» y «ninguna institución del Estado» la tuteló. «Desde el inicio del caso estuvimos ante un juez incompetente, pero recién pedimos el pase al fuero federal cuando tuvimos por probado que Nisman fue asesinado por sus funciones», explicó. Y confesó: «Para mí es muy difícil separar el rol de madre y de jueza, pero nunca me subí a una postura preconcebida».

Los jueces Mario Filozof, Marcelo Lucini y Rodolfo Pociello Argerich serán los encargados de definir cómo continuará la investigación. Durante la audiencia, el doctor Pablo Lanusse, en representación de Sara Garfunkel, la madre de Nisman, recordó que durante la instrucción pidieron medidas de prueba sobre la ex presidente Cristina Kirchner, pero nunca pudieron corroborar si finalmente habían sido concretadas.

www.infobae.com