Tras advertir sobre el crecimiento «explosivo» de los casos de coronavirus, en el gobierno de Axel Kicillof dan por hecho que varios municipios pasarán a fase 3 y habrá nuevas restricciones.

«Ya estamos trabajando técnicamente en una fase 3» en algunos municipios, afirmó el jefe de Gabinete, Carlos Bianco.  Actualmente, la provincia de Buenos Aires mantiene 110 municipios en fase 4 y 25 en fase 5.

Bianco, que ayer anunció el regreso de las restricciones nocturnas y la limitación de diez personas para las reuniones sociales, indicó a radio Rock and Pop que habrá «algunas restricciones adicionales, lo trabajamos técnicamente para tenerlo preparado por si el aumento de casos de contagios se hace más profundo todavía».

 

En la misma línea, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, alertó que «no podemos seguir como estamos». «Hay que reducir la velocidad de contagios porque a este ritmo corremos riesgo», dijo Kreplak. «Si la tendencia de crecimiento sigue así, vamos a tomar medidas más restrictivas. Y si eso no alcanza, tomaremos más medidas», agregó en diálogo con radio Futurock.

Por su parte, la ministra de Gobierno, Teresa García, indicó que la decisión de retroceder de fase en algunos municipios podría concretarse el próximo lunes, si los contagios siguen creciendo durante Semana Santa. «Si el virus dejo de crecer y se controló seguirán en la fase que están, pero si se desmadra este fin de semana por la enorme cantidad de público y se pone en riesgo el sistema de salud, habrá un retroceso de fase», declaró.

La ministra dijo a radio El Destape que «el sistema de salud aún no está estresado pero el virus circula a una velocidad no vista antes en materia de contagio, mayor a la del año pasado».

Carlos Bianco

Finalmente, el jefe de asesores del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García, coincidió en que «algunos municipios del conurbano podían volver a fase 3», que implicaría nuevas restricciones vinculadas a mayor control de actividades recreativas como teatro, bares, restaurantes y otras vinculadas la transporte público, como el «controlar más que no haya viajes con gente parada».

«El aumento de casos es muy acelerado y difícil de contener y la estrategia es ir a medidas escalonadas, ir restringiendo de a poco, priorizando las actividades que tienen que ver con la recreación y no alterar la actividad económica para que se pueda sostener lo máximo posible», explicó García a radio La Red.

El fin de semana, el gobierno nacional informó que hay 45 ciudades en todo el país en riesgo epidemiológico por el crecimiento de casos en las últimas dos semanas. De esos, 27 corresponden a la provincia de Buenos Aires y podrían ser los que pasen a fase 3, aunque no los únicos.

Esos distritos son: Avellaneda, Berazategui, Campana, Cañuelas, Chivilcoy, Ensenada, Esteban Echeverría, Florencio Varela, General Alvarado, General San Martín, Hurlingham, José C. Paz, La Plata, Lanús, Malvinas Argentinas, Morón, Necochea, Olavarría, Pilar, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Miguel, San Vicente, Tigre, Trenque Lauquen, y Vicente López.

Por admin