Susana Freydoz, viuda del ex gobernador, fue imputada por homicidio calificado por el vínculo y agravado por uso de arma de fuego.

El juez de Instrucción del juzgado 4 de General Roca, Daniel Tobares, elevó este martes a juicio la causa por el asesinato del ex gobernador Carlos Soria, con la imputación de su viuda, Susana Freydoz, por homicidio calificado por el vínculo y agravado por uso de arma de fuego.

Según informaron fuentes judiciales, el magistrado, quien desde el viernes reemplaza al juez inicial del caso, Emilio Stadler ahora promovido a camarista, remitió el expediente a la cámara primera del Crimen de la ciudad del Alto Valle, que debe verificar toda la documentación y pruebas aportadas.

Después de este trámite cada una de las partes será llamada para ofrecer las pruebas que considere necesarias reproducir en el juicio oral, y recién se fijará la fecha de las audiencias.

Esta cámara está presidida por el juez Carlos Gauna Kroeger e integrada también por Stadler, quien debe excusarse por haber sido el juez instructor de la caso.

El tercer componente del tribunal está vacante y, de no cubrirse mediante concurso antes de la fecha de juicio, se debe convocar un subrogante.

El fiscal Miguel Fernández Jahde fundamentó su acusación contra Freydoz en una serie de evidencias, y en el dictamen del perito psiquiátrico forense Ricardo Risso, de la Corte Suprema de Justicia, para quien la viuda de Soria es imputable «porque comprendía la criminalidad de los hechos».

En cambio, el defensor Alberto Richieri, que desistió de pedir el sobreseimiento en la etapa de instrucción, anticipó a que «se buscará la absolución sobre la base de la inimputabilidad, en base a los estudios realizados por nuestro perito de parte, el doctor Carlos Cornaglia».

Según la evaluación que realice la cámara, si Freydoz resultara culpable la pena que le corresponde sería prisión perpetua.

La mujer permanece internada, bajo vigilancia policial, en el sector de salud mental del hospital público de Cipolleti, donde recibe las visitas de sus familiares.

Los hechos que serán ventilados en juicio oral ocurrieron en la madrugada del 1 de enero en el interior del dormitorio matrimonial de la casa quinta de los Soria, en las afueras de General Roca.

Consta en el expediente que el ex mandatario y su esposa tuvieron una fuerte discusión, a la que puso trágico final la mujer cuando tomó un revólver calibre 32 y disparó sobre la cara de su marido, provocándole una herida mortal.

Minuto Uno

Deja una respuesta