El por ahora líder en la carrera republicana por la presidencia de USA, Mitt Romney, se encuentra en apuros por su revelación de que paga menos impuestos que la media estadounidense y que gran parte de su fortuna se encuentra en un paraíso fiscal. En ese contexto, el expresidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, afila sus armas y llama a la unidad el Tea Party mientras sube en las encuestas.

Las próximas primarias republicanas, las que se realizarán en el estado de Carolina del Sur, se acercan con la misma velocidad que se acerca el ex Presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich al líder provisorio de la carrera, Mitt Romney.

Gingrich sabe que puede ser su última oportunidad por lo que ha instado al ex senador Rick Santorum -tercero en los sondeos para las primarias del próximo sábado (21/01)- y al gobernador de Texas, Rick Perry, a abandonar sus candidaturas y seguirlo contra Romney. La idea es reunir al Tea Party en oposición al republicano conservador.

Probablemente sea un gesto desesperado, una movida de último momento. “Desde el punto de vista del movimiento conservador (Romney es visto como un moderado por los más radicales, especialmente los seguidores del Tea Party), juntándose en torno a mi candidatura ellos garantizarían prácticamente una victoria el sábado”, expresó Gingrich en la semana.

Sin embargo, Santorum y Perry han hecho oídos sordos, mientras Ron Paul continúa batallando por su permanencia.

“Para que continúe la cosa, votaría por Newt el sábado”, ha dicho, por su parte, la mismísima Sarah Palin. La llamada “madrina del Tea Party” citó un versículo de la Biblia para explicar su repentina inclinación por Gingrich: “El hierro con hierro se afila”.

La fallida candidata a la vicepresidencia de USA en 2008 lleva 3 años y medio coqueteando con la posibilidad de presentarse ella misma. En octubre, anunció que no concurriría a las primaras republicanas, si bien sigue haciendo campaña. Hasta ahora, no había respaldado a ningún candidato, pero este martes apostó por Gingrich. El marido de Palin ya le había apoyado, pero ahora ella dice que si pudiera votar en Carolina del Sur el sábado (21/01) optaría por el ex líder republicano.

Romney, que ganó las primarias de Iowa y New Hampshire, también ha sido dado como favorito en Carolina del Sur en un sondeo nacional del grupo CNN/Time/ORC, con una intención de voto del 33%. Gingrich aparecía detrás con el 23%. Si bien aún existe una diferencia de 10 puntos, muestra una considerable mejora de hace apenas 2 semanas atras, cuando la diferencia era de 19 puntos. Santorum, por su parte, tiene el 16% y Paul se quedaría con el 14%. Rick Perry llegaría al 6%.

(Urgente24)

Deja una respuesta