El “metrodelegado” Néstor Segovia anunció este jueves que “por el momento” el servicio de subte funciona con normalidad, mientras los empleados de Metrovías debaten en asamblea si aceptan un plus salarial en concepto de viáticos de 35 pesos.

“Por el momento el servicio funciona normalmente, el cuerpo de delegados del subterráneo se compromete a avisar si hoy hay paro” anunció por la mañana Segovia a la prensa en la estación Constitución.

Sin embargo, el gremialista advirtió que “los compañeros no confían en la empresa y no están de acuerdo con el monto ofrecido por Metrovías”.

“Las negociaciones arrancaron en marzo del año pasado y los compañeros no están de acuerdo con lo ofrecido”, informó Segovia.

A pesar del descontento de los trabajadores, el gremialista admitió que “es difícil que hagamos el paro hoy”. “Ojalá no tengamos que parar”, concluyó.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, criticó la modalidad de las huelgas del gremio, al considerar que abusa de la declaración de «tiempo indeterminado» y diferenció a esa entidad de la tradición del movimiento sindical argentino.

En declaraciones a radio La Red, el funcionario calificó como un sinsentido «cuando aparecen sectores que plantean un conflicto por tiempo indeterminado».

Para el ministro, la AGTSYP -enrolada en la CTA- no procura «agotar la búsqueda de soluciones hasta último momento», a diferencia de la UTA, que integra la CGT.

Los metrodelegados acordaron el miércoles en el Ministerio de Trabajo acordaron un aumento en los viáticos adeudados, aunque no quedaron conformes con la cifra.

“Nosotros aceptamos los 35 pesos de viáticos, los trabajadores consideraron que es poco. Y además piden que sea retroactivo. Nunca se anunció un paro, sólo se anunció en un comunicado que si no había acuerdo había paro, pero eso es decisión de los compañeros, ellos lo van a decidir”, señaló Segovia tras el encuentro en la cartera laboral.

“Veníamos hace un año discutiendo el tema de los viáticos. Nosotros vamos a ir hasta lo último para evitar el paro, pero pedimos que la empresa cumpla su palabra. El ministerio nos dio la palabra que íbamos a poder sentarnos a hablar”, agregó.

De rechazarse la propuesta de la empresa, los empleados cortarían el servicio de todas las líneas.

Fuente: MinutoUno

Por Leo

Deja una respuesta