Luego de un íntimo casamiento en Francia, la actriz le dio un lujoso presente a su marido

Muchas parejas se han formado en los sets de filmación de Hollywood pero ninguna tan popular y celebrada como la de Angelina Jolie y Brad Pitt. Luego de siete años de novios y estar comprometidos desde principios de 2012 decidieron dar el sí.

El sábado 23 de agosto contrajeron matrimonio en una pequeña capilla en Chateau Miraval, Francia. Pero parece que a Angelina le costaba encontrar el presente perfecto para su marido. Finalmente se decidió por un reloj de platino de la marca Patek Philippe valuado en 3,2 millones de dólares. El lujoso regalo lleva una inscripción: «Para Roly, de Nessa» en referencia a los personajes que ambos interpretan en su película By The Sea.

«Fui el encargado de realizar la inscripción en el reloj. Era para Brad y sin duda se trataba de un ejemplar muy raro», dijo George Farrugia, dueño de la joyería Dolindo al portal Daily Mirror. El lugar donde Angelina compró el regalo está ubicado en la isla de Gozo, Malta; allí es donde se encuentran rodando su último proyecto cinematográfico.

La pareja está pasando por un momento muy familiar ya que Brad Pitt había contado que quería alejarse un poco de las películas para estar más cerca de sus niños. «Me lo he ido tomando cada vez con más calma desde hace un tiempo. Y poco a poco he ido enfocándome en otras cosas. En el fondo quiero poder pasar más tiempo con mis hijos antes de que crezcan y se marchen», dijo a la revista GQ.

www.infobae.com – Infoshow