El unitario protagonizado por Julio Chávez terminó ayer su ciclo en canal 13. Fue uno de los éxitos del año en la pantalla chica

El puntero, unitario estrella de canal 13, terminó ayer su ciclo, en el que relató, a su manera, la historia del punterismo político en el país.

En un año electoral y en un contexto acorde para la temática, la ficción protagonizada por Julio Chávez, Rodrigo de la Serna, Luis Luque y Gabriela Toscano mostró el lado, para  algunos desconocido, de esta figura de la política: el puntero del barrio.

Chávez, que ha cultivado su talento en diferentes tiras televisivas, conformó en la tira un personaje acorde a este papel, que fue variando su aspecto y personalidad desde sus inicios hasta el final.

“El Gitano” comenzó como una figura alineada para convertirse luego  en un ser desquiciado que lucha por la muerte injusta de su hija.

Según palabras del propio protagonista, “Pablo Aldo Perotti, alias El Gitano, tiene una enorme cuota de humanidad.  Es una personita que, sin ser una mier… hace cosas de mier…”, confesó el actor, y agregó: “El programa nunca se sintió comprometido a documentar la vida de los punteros. Para mí fue siempre de sumo cuidado que no hubiera ningún ingrediente que lo pudiera asociar con alguien en particular”.

Para tener una idea más certera de los detalles del personaje del puntero,  el guionista, Mario Segade, hizo en los meses previos al estreno varias entrevistas a personas que trabajan en el ámbito político y el campo social del Conurbano bonaerense, donde se concentra la mayor cantidad de población de Argentina, con unos 10 millones de habitantes, y al que los dirigentes consideran una zona clave en los comicios.

“Chávez expresa una manera decadente de hacer política. Pero la historia tiene una parte humana y romántica”,  indicó su guionista. “La relación con su hija y su mujer fue el punto romántico de la trama”.

Diariohoy.net

Deja una respuesta