La fundación macrista Pensar publicó un puntilloso trabajo en el que analizan los números citados por la presidenta durante su discurso en la Legislatura. Por ejemplo, la Argentina no estaría séptima en exportación de software sino décima y en el puesto 54° en vez de tercero en crecimiento.

A una semana de la apertura de las sesiones ordinarias de la Asamblea Legislativa, la fundación macrista Pensar difundió un documento en el que analizan los números que dio la presidenta en su discurso.

El análisis comienza con el puesto que tiene Argentina en el ranking de países con mayor crecimiento. Según la presidenta, el FMI la ubica en un tercer puesto con una tasa del 8 por ciento, detrás de India y China. Pero lo cierto es que el organismo internacional reestimó esa cifra a un 6 por ciento, pasando así a un lejano 43°.

Después, Cristina habló de el porcentaje que representa la inversión en el total del PBI, y en ese sentido recalcó que “tenemos a China con 48,7; India con 37,6; México con 25,6 y Argentina con 25,3 por ciento de inversión. No menciono otros países que en la región siempre nos ponen como ejemplo porque ni siquiera están considerados en el informe”.

Pero el informe de Pensar remarca que “según la información de la presidente, nuestro país se ubica cuarto en la lista de países con mayor inversión a nivel mundial”, aunque esto no necesariamente se desprende de la frase de Cristina, ya que menciona a esos cuatro países pero no aclara si hay otros en niveles intermedios. El reporte explica que la Argentina “se ubica en el puesto número 54 del mundo, por debajo de otros países de la región como Panamá, Chile, Ecuador y Perú, que sí están mencionados en el informe del FMI”.

Luego el trabajo se dedica al siempre polémico tema del déficit de Aerolíneas Argentinas. En su discurso, Cristina señaló que “todas las compañías aéreas son deficitarias”, algo que se desmiente si se observan los balances de COPA, LAN y TAM: cada una de ellas ganó entre U$S200 y U$S600 millones .

“AR/AU es una de las pocas aerolíneas en el mundo que arrojaron un resultado negativo en los últimos dos años. Este desempeño es particularmente pobre cuando la comparamos con aerolíneas de estructura similar que operan en la región”, reza el informe.

El déficit de U$S500 millones de Aerolíneas se explica en un 80% por los viajes que la compañía realiza al exterior, con lo cual se caería la excusa que dio Cristina de que “estamos dando conectividad y federalismo a la República Argentina”.

Por otro lado, también surgen críticas a los números relativos al nivel de empleo. La presidenta subrayó que “hemos logrado perforar el índice de desocupación, que había tenido la marca más baja en el 7,2, al 6,7 en el último trimestre del año 2011”. A lo cuál el trabajo de Pensar responde que “hemos tenido muchos otros períodos de la historia con menores tasas de desocupación. Por ejemplo, y utilizando información de la EPH (INDEC), el desempleo se ubicó por debajo del actual 6,7% durante la década del setenta, ochenta y comienzos de los noventa. El menor nivel de desocupación se registró en octubre de 1978 con 2,3%”, analizan en la entidad presidida por Miguel Braun.

Ahora bien, en el discurso se habla de “perforar” esa cifra, pero no se especifica si se considera al nivel de empleo actual como un récord. El mismo análisis se realiza con respecto a la afirmación de que se llegó al 34,3 de empleo no registrado, “el registro más bajo”. La presidenta no aclaró con respecto a qué período lo estaba comparando. El informe macrista resalta que “hemos tenido muchos otros períodos de la historia con menores tasas de empleo no registrado. De acuerdo a la EPH (INDEC), se observa que entre 1974 y mediados de los noventa, el empleo informal se ubicó en la gran mayoría de los años entre el 20% y 30%, sustancialmente por debajo del actual 34,3%”, describen.

También se advierte por los índices de desigualdad de la región, medidos a través del coeficiente de Gini. Según la CEPAL, tanto el Salvador, como Perú y Uruguay tienen tasas de desigualdad menores a la de la Argentina, ubicada en un 0,43. Sin embargo, para Cristina se “alcanza de esta manera la distribución del mejor ingreso en América latina. Esto es base CEPAL”, aseguró ante los legisladores.

A eso se le suma que el mecanismo de las encuestas “no captura el ingreso del 5% más rico de la población” y falla para calcular ingresos no laborales (intereses, rentas, etc.)”, especifica el trabajo.

Por último, otra falla en las cifras difundidas en el discurso fue mostrar a la Argentina como séptima en exportaciones informáticas cuando en realidad el puesto que ocupa es el décimo. Además, el país aparece allí sólo en la tabla que no tiene en cuenta el rubro información.

“Esto es así ya que la OMC elabora por separado una tabla con los países que informan de manera diferenciada los servicios de informática de los de información. Así, por ejemplo, China es el quinto exportador de “servicios de informática y de información”, pero no figura entre los 10 principales de la segunda tabla (“servicios de informática”), a pesar de que el valor de sus exportaciones es de U$S 9.256 millones, mientras que el de las argentinas es de U$S 1.050 millones. Se trata de un problema de clasificación estadística”, informan desde Pensar.

A lo cual se agrega que “la OMC toma a la Unión Europea como un sólo bloque, cuando en realidad hay alrededor de 10 países que exportan, individualmente, más que la Argentina”, indica, puntilloso, el informe. Y concluye con datos alternativos: “conforme a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), la Argentina estaría alrededor de la posición número 20”.

La Politica Online

Deja una respuesta