El apetito por la dolarización no se detiene. A poco menos de un mes de las elecciones presidenciales y tras el duro golpe que significó para el mercado la decisión de la Comisión Nacional de Valores (CNV) de obligar a los fondos comunes de inversión a valuar sus bonos dolarizados al tipo de cambio oficial, los títulos públicos en moneda estadounidense acaparan nuevamente la demanda del mercado.

Después del derrape de principios de la semana pasada, los bonos en dólares volvieron a ser los activos más buscados de la plaza local, consolidando ayer el rebote que habían iniciado el viernes último.

Entre las emisiones más negociadas, el Boden 2015 se disparó ayer un 1,53%, cuando queda sólo un día para aquellos que quieran comprar el título a 72 horas y hacerse de billetes estadounidenses el próximo lunes. De acuerdo al precio de cierre de ayer, este bono permitía obtener dólares en pocos días a un valor de 13,82 pesos.

En la misma línea, el Bonar X trepó ayer 1,55% y el Bonar 2024 creció 1,14 por ciento.

Los mayores saltos fueron para el Discount en dólares ley argentina (DICA) y el Par en igual divisa y legislación, que habían sido los más castigados por el cimbronazo que produjo el martes la CNV. Estos bonos, que entre el martes y jueves pasado se habían desplomado hasta más de 24,5%, ayer avanzaron 1,79% y 4,55%, respectivamente.

Los operadores coinciden en que los títulos del tramo largo de la curva en dólares habían quedado muy descompensados.

“Siguió a paso firme la recuperación de los títulos en dólares”, indicaron desde Bull Market Brokers.

Por el contrario, las acciones líderes de la Bolsa porteña se sumaron al pesimismo global que continúa generando la desaceleración de la economía china y el Merval se desplomó un 3,95 por ciento.

Así, el principal índice de la plaza local retomó la marcada tendencia bajista de la última semana, que había sido interrumpida sólo el último viernes por un rebote de 5,50 por ciento.

Dentro del panel líder, las bajas estuvieron encabezadas por Petrobras Brasil, que se hundió un 8,47%, seguida por YPF, que se desplomó 7,93%, y Pampa Energía, que cayó 6,15 por ciento.

Los únicos papeles dentro del Merval que pudieron escapar al derrape fueron Aluar, que ganó 3,40%, Siderar, que avanzó 2,58%, y Comercial del Plata, que terminó un 1,79% arriba.

“Devaluaron los chinos, ahora Brasil y encima el precio de la soja cae; el mercado está llevando a la Argentina a devaluar. Por eso hoy las empresas exportadoras presentan valor”, señaló Rubén Pasquali, analista de Mayoral.

ADR locales se hundieron hasta 8,7% en Nueva York

Las acciones argentinas que cotizan en la bolsa de Nueva York tampoco pudieron escaparon al pesimismo global. En línea con el comportamiento de sus pares en la Bolsa porteña y a tono con la fuerte tendencia bajista que se vivió en Wall Street, los ADRs de la compañías locales se desplomaron ayer hasta casi un 9 por ciento.

El derrumbe en la plaza neoyorquina estuvo encabezado por Edenor, que cedió un 8,7; seguida por Telecom, que cerró un 7,3% abajo; e YPF, que perdió 6,6 por ciento.

La lista la continuaron Banco Macro, con una baja de 5,2%; y Pampa Energía, que cedió 4,8 por ciento.

De las 14 acciones argentinas que cotizan en Nueva York, 12 terminaron con signo negativo y las dos restantes cerraron sin cambios respecto de la jornada previa.

Los ADRs locales se movieron al ritmo del malhumor que generó en Wall Street la confirmación de la desaceleración de la economía china, luego de que el Gigante asiático diera a conocer que en agosto las ganancias de sus principales compañías cayeron 8,8% respecto a un año atrás.

Fuente: Diario Bae