El presidente de la bancada, Cristian Ritondo, presentó una iniciativa para cambiar la fecha de los comicios comunales para que coincidan con la elección a jefe de Gobierno. El proyecto no plantea la unificación de los comicios locales con los nacionales, pero, sin duda, sería un primer paso en ese sentido.

El PRO porteño avanzó hoy formalmente con un proyecto para cambiar la fecha de la convocatoria de las elecciones de comunas, fijadas por ley para el 5 de junio, con el propósito de unificarlas con los comicios para elegir al jefe y vicejefe de Gobierno, que aún no fueron establecidos dentro del cronograma electoral por el Ejecutivo local.

El texto fue presentado por el jefe del bloque oficialista Cristian Ritondo y lleva las firmas de los diputados que componen dicho bloque. El texto plantea una modificación en el primer artículo de la ley 3.233, que prevé la fecha del 5 de junio próximo y que fue sancionada el 20 de octubre del 2009, merced a una orden de la Justicia porteña que exigía que se hiciera el llamado a los comicios por las comunas.

Frente a esto, el macrismo elevó el proyecto en el cual sostiene que el jefe de Gobierno llame a los comicios para las autoridades comunales «conjuntamente con la convocatoria a elecciones de jefe/a de Gobierno, vicejefe/a de Gobierno y eventual segunda vuelta y diputados/as de la Ciudad».

Pero este llamado aún no tiene fecha prevista dado que existen algunas fuerzas políticas del distrito, incluido el macrismo, que pretende evitar el desdoblamiento de las elecciones porteñas con las nacionales, tal como dice la ley 875 del 2002 de régimen electoral.

Fuentes del PRO dejaron entrever que dentro de este debate se podría incluir, además, la posibilidad de unificar estos comicios con las elecciones presidenciales de octubre. El gobierno de Macri recibió la semana pasada una encuesta realizada por AURESCO, de Julio Aurelio, en donde el 53,2 por ciento de los porteños está a favor de unificar todas las elecciones. El relevamiento fue realizado en un estudio de campo de más de 800 entrevistados.

La intención es reducir los costos electorales. De esta manera, los porteños se evitarían ir a elecciones en seis oportunidades, en los casos, para elegir jefe y vicejefe de Gobierno, con su eventual segunda vuelta, las de diputados de la Ciudad, las primarias abiertas para elegir candidatos, las presidenciales y un eventual ballotage.

De aprobarse esta unificación, quedará pendiente en la Legislatura el debate para efectuar una reforma similar, pero de otra ley, la 875, que regula el mecanismo de llamado a elecciones en el distrito, que obliga a que sean separadas de las nacionales.

Fuente: infobae.com

Por Marta

Deja una respuesta