En medio de la fuerte oposición de la gente a la minería a cielo abierto, Cristina Fernández afirmó que es «un debate que tenemos que dar, pero sin posiciones dogmáticas y cerradas», no obstante no dejó planteados espacios de discusión concretos ni prometió una solución a los reclamos del pueblo. Mientras tanto, el Intendente de Famatina, kirchnerista y opositor a la megaminería, denunció que desde enero el gobierno provincial tiene frenado el envío de fondos a la localidad

En un acto de inauguración de varias obras vía teleconferencia, realizado ayer desde La Rosada, la presidenta aprovechó para defender la minería y pidió «responsabilidad en los planteos» más allá de que sea necesario exigir «calidad ambiental a las empresas».  También calificó las posiciones en contra de la explotación de Famatina como «cerradas que se resisten a cualquier discusión o matiz».

Mientras tanto, el acérrimo opositor al proyecto de minería e intendente de Famatina, Ismael Bordagaray, denunció en un medio radial que el Gobierno riojano, en manos de Luis Beder Herrera,  ha dejado de mandarle fondos a la localidad desde mediados de enero y sólo recibe lo necesario para los sueldos.

Además de Bordagaray, el intendente de La Rioja, Ricardo Quintela, también mostró su desacuerdo a la megaminería que impulsa Beder Herrara y el Gobierno Nacional. Ambos jefes comunales junto al diputado provincial Carlos Luna debieron salir a desmentir un comunicado del bloque de diputados provinciales del justicialismo, que postulaba «total y absoluto acompañamiento a la política minera del gobierno».

«Es falso. Muchos diputados expresaron objeciones, inclusive a la cuestión comunicacional. Es inexacto que acompañemos la posición del gobierno en forma incondicional» dijo Luna al respecto, según difundió Tribuna de Periodistas.

Y agregó que  «queremos el debate. No vamos a permitir la práctica de la minería contaminante. Queremos un debate amplio, social. El Estado no debe practicar un monólogo. Queremos colaborar, y en lugar de eso recibimos maniobras casi arteras».

No obstante, luego de las palabras pronunciadas ayer en Buenos Aires por Cristina, parece que dará su total apoyo a Beder Herrera y a la minera Osisko. Es destacable que el «deberíamos dar el debate», no suele traducirse en acciones concretas, tal y como nos viene demostrando el Gobierno.

Deja una respuesta