Volvieron a dañar la estatua de los recordados humoristas Alberto Olmedo y Javier Portales. La escultura, ubicada sobre la avenida Corrientes, amaneció este martes con pintadas en los rostros de los cómicos.

El artista Fernando Pugliese fue el encargado de realizar la escultura, un emplazamiento que recuerda el paso de sketch que realizaban Olmedo y Portales en los personajes «Borges y Álvarez», en el programa «No toca botón», en las décadas de los ’80 y ’90.

Esta colorida escultura fue inaugurada por el gobierno porteño el pasado 2 de noviembre y desde aquel día, fue atacada en reiteradas ocasiones.

El Ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, Diego Santilli, se encargó de difundir la imagen que muestra la sonrisa de Olmedo y Porcel tapada por pintura. El funcionario agregó “tenemos que cuidar más lo nuestro”, a través de su cuenta en Twitter.

Ciudad1

Deja una respuesta