El Gobierno cruzó a Alberto Fernández por sus críticas económicas: “Es lo mismo que le hicieron a Alfonsín”

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo que el candidato a presidente opositor tiene mala intención y busca desestabilizar los mercados. Se calienta la campaña a días de las PASO

“Hay mala intención en Alberto Fernández”. Para la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, la propuesta de dólar alto y aumento a jubilados con el no pago de intereses de las Leliq del candidato del Frente de Todos sigue “la misma escuela de cuanto peor, mejor” que implementó el peronismo durante el último tramo del gobierno de Raúl Alfonsín.

“Alguien que dice cosas tan poco serias, que van a llevar a una situación de total y absoluta inestabilidad, o que podrían llevar, porque por suerte estamos fuertes y hoy eso no pasa, tiene mala intención”, afirmó la funcionaria, que recordó en una entrevista radial el pronóstico de un dólar “recontra alto” que realizara el peronista Guido Di Tella en 1989 previo a la elección presidencial, uno de los ingredientes que colaboró en la debacle económica del último gobierno radical.

En este sentido, Bullrich señaló que las declaraciones de Alberto Fernández es “lo mismo que pasó con Alfonsín, es un poco la misma escuela, la escuela de cuanto peor mejor”. “Nosotros vamos a cuidar que no haya inestabilidad; el presidente está al tanto y al frente. No vamos a permitir que suceda lo que pasó en la Argentina en tantas oportunidades. (…) No nos van a arrebatar eso”, sostuvo la funcionaria en diálogo con radio La Red.

Los últimos días, el candidato presidencial del kirchnerismo abrió la polémica al reinstalar el debate sobre si el tipo de cambio está atrasado, sobre todo luego de la megadevaluación del año pasado. En sus últimas entrevistas, Fernández planteó que el actual precio del dólar “es una ficción” y pronosticó que la cotización se moverá para arriba, algo que “todo el mundo lo sabe”.

Y fue más allá: adelantó que en caso de ganar las elecciones impulsará un tipo de cambio alto “para promover las exportaciones y generar las divisas necesarias para pagar la deuda”.

Para los principales funcionarios del Casa Rosada, tanto de manera pública como en off the record, estas declaraciones tienen una finalidad puntual: que haya una suba abrupta del dólar para que afecte políticamente al presidente Macri.

En este punto, un dirigente de Juntos por el Cambio se refirió en los últimos días a la propuesta del no pago a los intereses de las Leliq. “No se pueden dejar de pagar los intereses de las Leliq porque son el contrapeso de la suba del dólar. Sin ese contrapeso, la divisa sube y se traslada ese incremento a los productos de la canasta familiar. Todo el mundo sabe que cada vez que el dólar sube cae la imagen del presidente, por eso Alberto quiere un movimiento abrupto para afectarnos políticamente”.

Infobae