El Gobierno buscará hacer pesar el buen trato con Joe Biden para conseguir que Estados Unidos agilice la llegada de vacunas contra el coronavirus a la Argentina.

 

El presidente de Estados Unidos dio un anuncio que sorprendió a toda América Latina cuando este lunes prometió entregar 60 millones de dosis de AstraZeneca para otros países.

La FDA, la agencia norteamericana de medicamentos, aún no aprobó la aplicación de la vacuna desarrollada en Oxford, por lo que en Estados Unidos no se aplicó una sola dosis pese a que concentra una porción de vacunas que no tiene ningún otro país.

 

La decisión de Biden llega en un momento en el que Estados Unidos justamente se enfrenta a las críticas por el sobrante de vacunas al mismo tiempo que sus rivales geopolíticos China y Rusia las reparten en todo el planeta y en especial a América Latina.

 

Para que Argentina esté incluida en el lote de países que recibirán esas vacunas, el Gobierno buscará hacer valer la «muy buena relación» con Biden, según la definieron a LPO desde el Ejecutivo.

Según el contrato, Sigman debería haber entregado entre marzo y abril seis millones de dosis

 

En Argentina la vacuna de AstraZeneca la produce el empresario Hugo Sigman, pero el envasado se hace en México y según admitió el propio empresario, en Estados Unidos, de manera «provisoria».

 

Semanas atrás la empresa de Sigman difundió con énfasis un cronograma de llegada de dosis que comenzaría con 900 mil a mediados de abril, pero no se cumplió y el empresario ya recibió una denuncia en la justicia federal, anticipada por LPO. La promesa incluye 3,5 millones de dosis para mayo y se tratarìa de lotes producidos en Estados Unidos por los problemas que hay en México para concretar el envasado. Ahora el Gobierno argentino apelará a la diplomacia con Biden para concretar de una vez la llegada de las dosis producidas en suelo nacional.

 

Al mismo tiempo, el diálogo con la administración de Biden estará vinculado también con Johnson & Johsnon, la multinacional norteamericana que produjo la única vacuna hasta el momento que requiere una sola dosis.

 

La asesora presidencial Cecilia Nicolini, que lleva adelante la negociación por las vacunas con el resto de los países, aseguró que el Gobierno está «avanzando con los laboratorios Johnson & Johnson y CanSino (China)».

 

«Estamos en contacto y terminando de definir los acuerdos dentro del contrato, las cláusulas, cantidades y el cronograma de entregas para firmarlos», dijo Nicolini en diálogo con C5N.

Por admin