El fracaso de las últimas estrategias electorales, según una encuesta

La jugada política de Cristina Fernández de Kirchner de bajarse de la candidatura presidencial y acompañar como precandidata a vicepresidenta en la fórmula a Alberto Fernández no está dando los resultados esperados. Las primeras encuestas arrojan que no tuvieron un crecimiento en cuanto a intención de voto respecto de la posibilidad de que Cristina fuera por la presidencia, y que están “estancados” en torno al 40%.

Los datos los aportó Florencia Filadoro, directora de la consultora Reyes – Filadoro y especialista en comunicación política, a Radio Nihuil, y tienen que ver con una encuesta de proyección nacional realizada los días 25 y 26 de mayo sobre 1.200 casos.

El objetivo principal fue medir el impacto en la opinión pública del anuncio de Cristina Fernández de Kirchner de bajarse de la candidatura presidencial e ir acompañando en la fórmula de Unidad Ciudadana como vicepresidenta de Alberto Fernández.

“Cuando hacemos la consulta de intención de voto nos da que la fórmula conserva el 40% de intención, en segundo lugar Mauricio Macri con 31%, en tercer lugar Sergio Massa con 6% y cuarto Roberto Lavagna con 5%”, graficó Filadoro.

El resultado fue comparado con otra encuesta hecha a principios de mayo cuando no se conocía que Cristina iría en el lugar de candidata a vicepresidenta y observaron que no hay un cambio muy sustancial, ya que en ese momento la fórmula de Unidad Ciudadana obtenía 40% y Mauricio Macri cerca del 30%.

“No hay cambios significativos, pero se observa que está la posibilidad de Unidad Ciudadana de crecer levemente sobre el techo del que se hablaba con Cristina, ya que cuando hacemos la pregunta acerca del nivel de conocimiento e imagen de Alberto Fernández, por un lado tenemos que el 40% tiene imagen positiva, el 41% tiene imagen negativa y el 19% no lo conoce. En el porcentaje de desconocimiento está la oportunidad de crecer”, añadió la especialista.

¿Cuánto aportaría María Eugenia Vidal?

La consultora analizó también la posibilidad de que María Eugenia Vidal fuera como precandidata a vicepresidenta acompañando a Mauricio Macri en la fórmula Cambiemos, ya que se venía hablando muy fuerte en las últimas semanas.

“María Eugenia Vidal le aportaría 3 puntos en la intención de voto a la fórmula de Cambiemos. Es interesante porque no aporta un caudal enorme de votos entonces no conviene desde lo político “sacrificarla” poniéndola como acompañante de Macri, sino que es acertada la decisión de que ella se quede en la provincia de Buenos Aires para la reelección”, explicó Filadoro.

Además, midieron la intención de votos en un eventual balotaje, pero con la competencia entre las fórmulas Alberto Fernández – Cristina Fernández por Unidad Ciudadana y Mauricio Macri – María Eugenia Vidal por Cambiemos.

En ese caso el 48% de las personas votarían por la fórmula de Unidad Ciudadana contra el 43% para Cambiemos, y aún quedaría un margen del 9% de indecisos.

Alternativa Federal, perjudicada
La irrupción de la noticia que comunicó Cristina de bajar a vicepresidenta afectó a Alternativa Federal, según el análisis de la consultora Reyes – Filadoro.

“Terminan siendo el espacio del que intentarán pescar votantes porque tiene un componente de votantes que son muchos decepcionados y desencantados por le gobierno de Macri y por otro que no quieren volver al kirchnerismo”, explicó Florencia Filadoro.

Además, informó que en poco tiempo lo que se observa es cómo ese espacio se va reduciendo. “No vemos que puedan superar el 15% del total de los votos entre todos sus exponentes, porque tampoco ellos están fuertes internamente”.

Corrupción vs economía

Hay dos temas que son recurrentes en los votantes y tienen que ver con el funcionamiento de la Justicia y de la economía. Ambos fueron consultados por la organización a los votantes y reflejan los núcleos duros de cada frente.

“Primero preguntamos si el funcionamiento de la Justicia desde que asumió Mauricio Macri está mejor o está igual de bien, y por otro lado si está igual de mal o empeoró. El 40% dice que mejoró o está igual de bien, contra el 60% que nos dicen que está igual de mal o empeoró”, aportó Filadoro.

En ese caso, el porcentaje que dice que mejoró, prácticamente en su totalidad, son votantes de Cambiemos.

También hicieron la pregunta sobre la culpabilidad de Cristina sobre las acusaciones de delitos de corrupción. En ese caso, el 51% responde que cree que es culpable, el 34% que no es culpable, y un 16% que no sabe. “Ese 34% es el núcleo duro del kirchnerismo”.

Por último, Filadoro dijo que la economía es una de las principales variables y de los motivos por el cual el Gobierno no está fuerte de cara a las elecciones. “Las principales críticas son no haber resuelto la inflación y el creciente desempleo”, cerró.

www.diariouno.com.ar