El director del FBI, Robert Mueller, pidió a los funcionarios públicos que «estén alerta» tras el tiroteo de Tucson (Arizona) en el que murieron seis personas y en el que la congresista estadounidense Gabrielle Giffords resultó herida muy grave. El autor del hecho se presentará hoy ante la Justicia.
Mueller, en una conferencia de prensa, aseguró que las amenazas vertidas previamente por el autor de la matanza, Jared Lee Loughner, no suponen una amenaza específica contra los funcionarios, pero que «el discurso de odio y otros discursos de incitación» presentan un desafío a los funcionarios del orden, especialmente cuando llevan a ataques cometidos por «lobos solitarios».

Según el diario El Mundo, en el registro de la casa del joven de 22 años autor del tiroteo, los investigadores encontraron varios documentos en los que se puede leer, en inglés, «sigo con los planes», «mi asesinato» y «Giffords».

Estas notas revelan una vez más la premeditación con la que actuó Jared Lee Loughner, que disparó contra Giffords a las puertas de un establecimiento de alimentación cuando participaba en un acto político. Otras seis personas, entre ellas, una niña de 9 años y un juez de distrito, resultaron muertas.

El Gobierno estadounidense acusó a Jared Lee Loughner de doble tentativa de homicidio en primer grado, intento de asesinar a un miembro del Congreso, y otros dos intentos de asesinato. Los fiscales dijeron que podrían sumarse otros cargos.

Loughner deberá presentarse en una corte de Phoenix hoy a las 14.00 hora local (17.00 GMT), indicó el Departamento de Justicia. El sospechoso abrió fuego con una pistola semiautomática Glock mientras la congresista demócrata asistía a un encuentro político en el estacionamiento de un supermercado.

El presidente Barack Obama pidió a los estadounidenses un minuto de silencio el lunes a las 11.00 hora local (16.00 GMT) para honrar a las víctimas del ataque.

Fuente: diariohoy.net

Por Marta

Deja una respuesta