Metió dos goles, fue figura en la victoria del Manchester City ante Newcastle y generó un gran interrogante por su celebración. Carlos Tevez acaparó todas las miradas luego de extraer un chupete de su media y llevárselo a la boca para celebrar una de las conquistas, sobre todo por la reciente relación con la actriz Brenda Asnicar.

Los rumores de embarazo coparon la escena, pero rápidamente se disiparon porque el festejo de «Carlitos» fue en homenaje a sus dos hijas, por quienes pidió la salida del City semanas atrás, ya que ambas viven con su madre en Argentina, informó el sitio Infobae.com.

Florencia, de 5 años, y Katie, de 10 meses, son la debilidad del delantero, quien ayer le dejó en claro al mundo el amor que siente por sus hijas y que por ellas es capaz de hacer cualquier cosa.

Fuente: La Gaceta

Por Leo

Deja una respuesta