Los legisladores europeos exhortaron también a terminar con los asentamientos y respetar los derechos de los palestinos. Promueven una solución con dos estados.

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa aprobó hoy una resolución que pide a las autoridades israelíes que levanten el bloqueo de Gaza, que se mantiene desde junio de 2006.

En la resolución se utiliza por primera vez la denominación de Palestina, en vez de Autoridad Palestina, después de que la Asamblea General de Naciones Unidas reconociera el Estado palestino en noviembre de 2012.

«No podemos jugar a la política del avestruz como hemos hecho en el pasado»
Pietro Marcenaro, legislador italiano

Además, el Consejo de Europa le pide a Israel promover el respeto de los derechos humanos, la democracia y el Estado de derecho, informó la agencia de noticias EFE.

La resolución, que fue aprobada por 131 votos a favor, 1 en contra y 3 abstenciones, es extremadamente crítica con Israel y se refirió a todos los temas que impiden avanzar en un proceso de paz que continuamente se le reclaman al Estado judío.

Uno de ellos, precisamente, es el llamamiento para que Israel «cese la construcción de nuevas colonias y la ampliación de las existentes», condición central que Palestina exige para poder avanzar en las negociaciones de paz.

El ponente del informe «La situación en Oriente Medio», el legislador italiano Pietro Marcenaro, recordó que sólo en Cisjordania viven más de 600.000 colonos.

El texto de esta organización paneuropea de 47 estados miembros solicita también «acabar con las detenciones arbitrarias y las detenciones administrativas de palestinos», con «la violencia hacia los detenidos» y con el traslado de presos palestinos a cárceles israelíes, «que vulnera el derecho internacional humanitario».

Ayer, el ex ministro de Relaciones Exteriores israelí y socio de la coalición de gobierno, Avigdor Lieberman, aseguró que Israel debía conquistar y «limpiar» la Franja de Gaza.

Se pide además la liberación de los miembros del Consejo legislativo palestino detenidos y de numerosos prisioneros, según el Acuerdo de Annapolis.

La Conferencia de Annapolis la convocó el entonces presidente de Estados Unidos George W. Bush en esa ciudad de Maryland el 27 de noviembre de 2007, con el objetivo de alcanzar la paz en el conflicto israelí-palestino.

Participaron el primer ministro israelí, Ehud Olmert, y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, pero los esfuerzos fracasaron a raíz de la intransigencia de Israel en temas centrales para Palestina como el reconocimiento de Jerusalén Este y el freno a la construcción de las colonias.

Una solución de dos estados

La resolución adoptada hoy por el Consejo de Europa apuesta también por la fórmula «una solución de dos estados» y lamenta que el proceso de paz no haya progresado desde 2010.

La resolución solicita a las fuerzas palestinas la reconciliación anunciada entre Al Fatah y Hamas, la organización de elecciones presidenciales y legislativas, abstenerse del uso de la violencia contra los ciudadanos israelíes y acabar con la violencia hacia los detenidos.

Marcenaro hizo también una autocrítica del papel ejercido por la comunidad internacional respecto al proceso de paz, al afirmar que «no podemos jugar a la política del avestruz como hemos hecho en el pasado».

www.telam.com.ar