El oficialismo se encamina a aprobar entre esta noche y la madrugada del jueves los cambios en la Ley de Abastecimiento. La iniciativa prevé la posibilidad de incautar mercadería sin la autorización de un juez. La medida recibió fuertes críticas del sector privado, pero el Frente para la Victoria decidió avanzar con el plan intervencionista. A diferencia de lo que sucedió la semana pasada, cuando se aprobó otra norma polémica, el pago soberano de deuda, esta vez no tendrá aliados y votará prácticamente en soledad.

El presidente de la Sociedad Rural, Luis Etchevehere, explicó que el campo ya está en alerta. «Es muy probable que puedan entrar a los campos y decomisar los granos que se están acopiando por una cuestión de inflación», aseguró en diálogo con Marcelo Longobardi en radio Mitre.

El líder de la entidad agropecuaria analizó que por la forma en que se redactó la norma, un funcionario de tercer orden, como es un secretario de Comercio Interior, puede decomisar un determinado bien en la medida de que entienda que existe «un stock especulatuvo». «Esto es una cuestión subjetiva y en el campo ya venimos siendo atacados. Hace diez días la AFIP ordenó a ubicar los silo-bolsas con GPS. Entonces dos más dos, es cuatro», analizó.

Etchevehere aseguró que ayer fue al debate de comisión, invitado por la diputada Diana Conti, pero recibió insultos y chicanas que le impidieron dejar asentada su posición. De acuerdo a la mirada del productor agropecuario, la ley de abastecimiento va en la misma dirección de las políticas que se aplican hace diez años en la Argentina, con «resultados nefastos».

www.diariohoy.net