Tras cinco días de internación, Alí, de dos meses, fue inducido a ese estado para así recibir asistencia respiratoria mecánica.

A cinco días de ser internado de urgencia por un bronquiolitis severa, Alí, el bebé de dos meses de Juana Viale y Gonzalo Valenzuela, fue inducido a un coma farmacológico para así recibir asistencia respiratoria mecánica. Mientras tanto, los médicos intentan identificar cuál es el virus que lo afecta, para luego determinar el tratamiento.

Durante los primeros días de internación, Valenzuela dialogó con los medios apostados en la puerta del Sanatorio Mater Dei, en Palermo, y explicó cuál era el estado del bebé.

Sin embargo, según diario Muy, el martes por la tarde todo cambió. Encerrados en un auto y custodiados por un operativo de seguridad, el papá y la mamá abandonaron el sanatorio en silencio, dando a entender que el cuadro, por lo menos, continúa siendo delicado.

Tanto Juana como Valenzuela reciben la contención de Marcela Tinayre, quien pasa la mayor parte del día junto a su hija. Ignacio Viale, padre de la actriz, también los acompaña a diario, y se muestra optimista al momento de analizar el estado de salud de su nieto menor.

Alí nació el 16 de marzo en la clínica en la que está internado. Madre e hijo recibieron el alta dos días después de la cesárea, y la familia se instaló en la nueva casa en el barrio de Florida, al norte del Gran Buenos Aires.

Fuente: Minuto Uno
Imagen: Revista Paparazzi

Deja una respuesta