El presidente de facto, derrocado por la revolución de febrero, se encuentra en un delicado estado de salud, según confirmó el vocero del ministerio del Interior de su país. Había sido condenado a cadena perpetua por el asesinato de 846 manifestantes.

Por: INFOnews

Los médicos del hospital de la cárcel en que se encuentra Mubarak, de 84 años, le aplicaron dos veces el desfibrilador, dijeron fuentes médicas del penal. El estado de salud del ex dictador es sumamente delicado desde hace varias semanas.

Las autoridades de la cárcel de Tora aceptaron el pedido de Mubarak detener cerca a su hijo mayor, Alaa, al empeorar sus condicionesde salud, dijo una fuente de seguridad a la agencia lozal Mena.

Tras la condena a cadena perpetua que recibió por el asesinato de 846 manifestantes, el presidente de facto derrocado por la movilización popular debió ser trasladado de urgencia a un hospital.

El fallo condenatorio fue severamente cuestionado por la población que reclamaba la pena de muerte para Mubarak y el resto de los ex funcionarios del régimen.

Deja una respuesta