Los Hermanos Musulmanes se atribuyen la victoria en las elecciones egipcias aduciendo que su candidato, Mohamed Musri, ha conseguido superar a su rival por más un millón de votos, el ex-general Ahmed Shakif, preferido por la Junta Militar y heredero del régimen de Hosni Mubarack. Pero en la incipiente democracia, los perdedores desconocen el resultado y los que se van limitan a los vencedores.

En lo que constituye la primera victoria de un partido de corte islamista en elecciones tras la Primavera Árabe, Egipto verá como el ganador asumirá una presidencia limitada, porque la Junta Militar anunció al cierre de las urnas que ha aprobado nuevas enmiendas a la declaración constitucional. A partir de ahora el poder legislativo y presupuestario se reservará al Ejército.

El candidato islamista, Mohamed Mursi, se ha atribuido la victoria en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas en Egipto este fin de semana.

Los resultados oficiales no se conocerán hasta el jueves (21/06) pero, según los datos ofrecidos por los Hermanos Musulmanes, con el 97,66% de los votos escrutados, Mursi ha logrado el 52,5% de los votos. Su rival, el general retirado Ahmed Shafik, último primer ministro del depuesto presidente Hosni Mubarak, ha obtenido el 47,5% de los sufragios.

Mursi ha agradecido el apoyo de sus seguidores y ha dirigido un mensaje a «todos los egipcios», musulmanes y cristianos, para decirles que va a ser «el padre y el hermano» de todos los ciudadanos. «Gracias a Dios que ha guiado al pueblo egipcio por el camino de la libertad y la democracia, uniendo a todos los egipcios por un futuro mejor», ha señalado Mursi.

Centenares de partidarios de Mursi han acudido a primera hora de la mañana a la plaza Tahrir, en el centro de El Cairo, para celebrar la supuesta victoria del candidato, pertrechados con banderas egipcias y haciendo sonar las bocinas de sus vehículos.

Pero lejos de conceder la victoria, un responsable de la campaña de Shafik ha cuestionado la aseveración de los Hermanos Musulmanes, ha subrayado la necesidad de esperar a los resultados oficiales y ha asegurado que Shafik lidera el recuento con el 52% de los votos.

«La campaña de Shafik está pasmada por la rueda de prensa del Partido de la Libertad y la Justicia [la formación política creada por los Hermanos Musulmanes] que representa una violación de las reglas de la Comisión Electoral», ha afirmado Mohamed Baraka, portavoz de la campaña de Shafik. Baraka ha acusado a los Hermanos Musulmanes de «secuestrar el resultado electoral».

Fuente: Urgente24

Deja una respuesta