Después de la reunión Cristina-Scioli a raíz del temporal y los abucheos a la candidata Alicia K, el Gobierno nacional analizaría finalmente destrabar la ayuda financiera a la provincia. Reconocería que los daños por la catástrofe climática generarán un gasto extra para el gobierno provincial y por eso se se retomarían los contactos entre los dos ministerios de economía. Pero también habría palpado de primera mano el enojo de la gente en el principal distrito electoral del país. Además de los fondos podría autorizarse la emisión de deuda provincial para afrontar los conflictos gremiales que por ahora quedaron opacados por la tragedia.

El del 03/04 fue el primer encuentro cara a cara que mantuvieron en mucho tiempo. Los que estuvieron en esa reunión dicen que no hubo reproches por parte de Ella. Lo que no logró el efecto de concordia de la elección del Papa Francisco lo estaría consiguiendo la terrible tragedia climática que padeció la provincia de Buenos Aires; que Cristina Fernández se acerque a Daniel Scioli y destrabe la ayuda financiera que el bonaerense necesita para mejorar las ofertas salariales a los trabajadores, cuyos reclamos por ahora fueron aplazados por las consecuencias del temporal.

Scioli no solo reclama fondos a la Nación para afrontar los reclamos salariales, también esperaba el visto bueno del Ministerio de Economía que conduce Hernán Lorenzino para poder endeudarse y así financiar parte de su déficit fiscal.

El Gobierno nacional entendería dos cosas: Que la tragedia que ocasionó unos 51 muertos y graves daños y pérdidas a la población demandará un gasto extra a las alicaídas arcas provinciales; pero además entendería también que el fastidio de la gente –que se focalizó en las figuras de Cristina y la tardía aparición de la ministro de Desarrollo Social Alicia Kirchner cuando visitaron las zonas afectadas- pone en riesgo los planes electorales en un territorio que ya arde por la conflictividad gremial y donde ha quedado de manifiesto el desinterés por parte de la Nación de auxiliar a la provincia en materia de recursos económicos que ahora canaliza de manera directa a los municipios adictos.

Los primeros pasos para avanzar en la ayuda financiera a la provincia provienen de los funcionarios de los dos ministerios de Economía que empezarían a analizar en forma conjunta la situación fiscal de Buenos Aires.

Según informa este 05/04 el diario El Cronista, resulta probable, de acuerdo a fuentes oficiales, que como consecuencia de la catástrofe que azotó a la capital provincial, se anuncie en breve algún tipo de asistencia financiera. La última ocasión en que se produjo un gesto similar fue en julio del año pasado, cuando accedió a financiar el pago del medio aguinaldo.

Fue la última vez que Nación giró recursos a la provincia, pero fue tras poner a Scioli al borde del estallido social.

El primer paso que podría dar el Gobierno sería responder favorablemente al pedido de autorización provincial para colocar un bono que permita financiar parte del déficit fiscal, que según las consultoras privadas este año ascendería a 25.000 millones de pesos.

Las necesidades de financiamiento que figuran el Presupuesto 2013 de la provincia de Buenos Aires por unos 12.500 millones de pesos.

La fuente de fondos en la que estaría pensando el Gobierno nacional sería nuevamente echar mano al dinero del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSeS, como ya lo hizo en 2012 cuando resolvió el pago del medio aguinaldo.

Sobre la emisión de deuda, en 2012 se autorizó un bono con garantía de la coparticipación provincial de 900 millones de pesos.

Fuente: Urgente24