Aviones de Estados Unidos y de aliados árabes lanzaron dos nuevas tandas de bombardeos contra el Estado Islámico (EI) en Siria e Irak en las últimas 24 horas, incluyendo una docena de ataques contra refinerías de petróleo.

El vocero del Pentágono dijo que los ataques a las refinerías ocurrieron esta noche en zonas remotas y desérticas de la provincia de Deir Ezzor y que tuvieron como blanco 12 posiciones del EI en la periferia de las instalaciones, en concreto en dependencias de control y logística.

El portavoz, el contraalmirante John Kirby, agregó, en declaraciones a la cadena CNN, que el EI obtiene dos millones de dólares diarios gracias al petróleo que refina en esas instalaciones del este de Siria, y que luego vende en el mercado negro.

Kirby dijo que esa serie de ataques duró una hora y media y fue realizada mayormente por aviones de Arabia Saudita y Emiratos Arabes Unidos.

Los ataques a las refinerías ocurrieron horas después de otra ola de bombardeos lanzada anoche por aviones de Estados Unidos en Irak y Siria y que logró destruir o dañar varios vehículos y dos posiciones de combatientes del EI.

Las dos nuevas tandas de ataques aéreos llegaron luego de que Estados Unidos y cinco países árabes de Medio Oriente lanzaran una primera ola de más de 200 ataques aéreos contra posiciones del EI en Siria, entre el lunes a la noche y la madrugada de ayer.

La acción militar, que según advirtió el presidente estadounidense, Barack Obama, podría durar años, amplió una campaña de bombardeos aéreos que Estados Unidos ha estado realizando desde hace más de un mes contra el EI en Irak.

«Definitivamente ha habido un segundo día, y habrá un tercero y un cuarto» de bombardeos en Siria, dijo hoy el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en una entrevista con CNN.

«Esto continuará por algún tiempo y de varias formas», declaró.

Estados Unidos dice que 50 países ya se sumaron a la coalición que impulsa para enfrentar al EI, que ha llegado a controlar, a fuerza de brutales ataques, extensos territorios en el corazón del Medio Oriente, borrando de hecho la frontera entre Siria e Irak.

La ONU ha acusado al grupo de cometer crímenes de guerra, incluyendo decapitaciones y crucifixiones.

En los ataques de anoche en Siria participaron bombarderos y aviones caza estadounidenses que dañaron ocho vehículos del EI cerca de la ciudad fronteriza iraquí de Al Qaim, informó el Mando Central militar norteamericano en un comunicado.

El parte agregó que, en Irak, otros ataques alcanzaron dos vehículos armados del EI al oeste de Bagdad y dos posiciones de combatientes de la milicia integrista en el norte del país, informó CNN.

En un comunicado separado sobre esa tanda de ataques, Kirby dijo que los bombardeos en el este de Siria alcanzaron una zona usada por los milicianos para mover equipos a través de la frontera hacia Irak.

Kirby no especificó dónde fueron los bombardeos exactamente, pero la ciudad iraquí de Al Qaim está cruzando al límite frente a la ciudad siria de Al Bukamal.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una organización pro oposición siria que documenta la crisis en Siria desde su sede en Londres, dijo que Al Bukamal fue escenario anoche de al menos 13 ataques aéreos contra presuntas posiciones del EI.

El Observatorio dijo que no quedó claro quién lanzó los ataques, pero citó a residentes locales que dijeron que los aviones procedían de Turquía y que el sonido de los aparatos y la intensidad de los bombardeos fue similar al ataque de ayer de los aviones de la coalición liderada por Estados Unidos.

Por su parte, la agencia de noticias estatal siria SANA, que entrevistó a residentes en Al Bukamal, afirmó que los ataques fueron llevados a cabo por Estados Unidos y sus aliados al amanecer y que afectaron su zona industrial.

En el inicio de los bombardeos en Siria, Estados Unidos también atacó por cuenta propia a la rama siria de Al Qaeda, el Frente Al Nusra.

Funcionarios norteamericanos dijeron que los ataques también tuvieron como blanco, en especial, al grupo Korasan, y agregaron que éste, que está vinculado al Frente Al Nusra, estaba en las fases preparatorias finales de un atentado en Estados Unidos o Europa.

Hoy, el Frente Al Nusra dijo en su página de Facebook que comenzó a evacuar sus complejos en zonas civiles de la norteña provincia siria de Idleb.

Otros grupo insurgente, Ahrar al-Sham, también comenzó a evacuar sus bases, informó el Observatorio.

La ONG dijo que el grupo emitió un comunicado en el que llamó a sus combatientes a limitar el uso de dispositivos de comunicación inalámbricos a situaciones de emergencia, a remover armas pesadas y ocultarlas, y advirtió a los civiles que permanezcan alejados de sus campamentos.

Ahrar al-Sham ha sido uno de los grupos más activos en la revuelta para derrocar al presidente sirio, Bashar Al Assad, iniciada en 2001. También ha estado al frente de una guerra interna de ya nueve meses de duración contra el EI en el norte de Siria.

La campaña de ataques de Estados Unidos en Irak ha desatado reacciones diversas de la multitud de facciones rebeldes sirias, muchas de las cuales colaboran con el Frente Al Nusra en su pelea a muerte contar el EI.

La meta de todas esas facciones es derrocar a Al Assad, aunque el objetivo declarado de Washington es destruir al EI.

Hoy, la principal alianza de opositores sirios en el exilio, que cuenta con el apoyo de Occidente, criticó los bombardeos liderados por Estados Unidos por estar limitados al EI y a otros grupos extremistas y por no estar dirigidos también contra el gobierno de Al Assad.

«Lamentamos que la comunidad internacional haya presentado soluciones parciales al conflicto sirio en el que cientos de miles de personas han muerto o sido detenidas por el régimen de Al Assad», dijo Nasr al Hariri, secretario general de la Coalición Nacional Siria.

En un comunicado, al Hariri agregó que cualquier otro esfuerzo que no sea ayudar a los sirios a derrocar a Al Assad sólo servirá para alimentar el extremismo.

www.telam.com.ar