Informe.Según la consultora, aunque desde julio “se observó cierta recuperación en el gasto de las familias”, esto no fue suficiente “para dinamizar de manera significativa al consumo en su conjunto”.

Aunque el consumo se recuperó algo en el semestre semestre, para la consultora Ecolatina esto “no fue suficiente para dinamizar de manera significativa al consumo en su conjunto”.

Según la consultora, “en el primer semestre el Gobierno logró alinear los incentivos para apuntalar el consumo en los meses previos a las elecciones para potenciar la performance del candidato oficialista en los comicios de octubre”.

En ese sentido, afirmó que “la política fiscal fue más expansiva en el gasto social, los salarios reales crecieron tras la caída de 2014, los planes de financiamiento (Ahora 12, Renovate, etc.) regresaron con más fuerza, se estabilizó el frente cambiario y la inflación se moderó”.

Sin embargo, aclaró, “pese a que en el primer semestre el consumo agregado se estabilizó, se esperaba que la mejora de los ingresos reales tuviera pleno impacto en el tercer trimestre del año”, algo que no ocurrió.

Según dijo, “a partir de julio se observó cierta recuperación en el gasto de las familias, pero no fueron suficientes para dinamizar de manera significativa al consumo en su conjunto”.

Así, la consultora explicó que “el consumo masivo no creció en los primeros nueve meses del año (bajó -0,4%) por la caída del primer semestre (-1,1%)”, algo que no llegó a compensar la leve “recuperación en el tercer trimestre” del 0,9%.

Fuente: iEco