El ex presidente Eduardo Duhalde planteó que el PJ no kirchnerista debería realizar una preinterna, como la que la semana pasada acordaron los precandidatos de la UCR, Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz.
El precandidato presidencial Eduardo Duhalde anunció hoy que pretende la realización de internas abiertas en el Peronismo Federal para definir al postulante para las elecciones generales de octubre, al tiempo que minimizó las chances de Daniel Scioli al expresar que «tiene la maldición de los gobernadores de la provincia» de Buenos Aires.

Duhalde, en contacto con radio La Red, se refirió a los supuestos problemas para realizar las primarias abiertas que impulsa el Gobierno, y afirmó que «la sensación mía es que si se quiere se llega» a confeccionar los padrones para llevarla a cabo como está previsto, el segundo domingo de agosto.

Pero advirtió que «antes de agosto, que son las primarias» se propone «hacer una selección en el sector nuestro para definir al candidato», y recordó que, si ratifican sus pretensiones, estarán allí el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, de Chubut, Mario Das Neves y el diputado Felipe Solá.

Por otra parte, aseguró que en el oficialismo «están entrando en pánico porque saben que les voy a ganar» y que «todos los días inventan algo para perjudicarme, pero se repiten, no son creativos» y que dicho ataque no funcionará «porque la gente no come vidrio».

También afirmó que «se acabó el tiempo de llanto y luto» por la muerte del ex presidente Néstor Kirchner, y que «Cristina (Fernández) no va a llegar al 30 por ciento en una hipotética primera vuelta», mientras que en el plano personal, aseguró: «Yo me presento cualquiera sea el contendiente, no hay vuelta atrás».
Además, minimizó las chances de su eventual competidor, Scioli, al señalar que carga «con la maldición de los gobernadores de la provincia», ya que no son apoyados por sus colegas del interior del país.

«Los otros gobernadores no van a aceptarlo, no son bien vistos por los gobernadores del interior, que lo ven como porteño, aunque no lo sea. Yo no tenía el apoyo de casi ninguno, uno solo me apoyaba», recordó, sobre la campaña de 1999.
Fuente: lapoliticaonline.com

Por Marta

Deja una respuesta