Uno por decisión de la gente y otro por voluntad propia, fueron dos los participantes de Gran Hermano que anoche dejaron la casa. Emiliano se fue con el 68,01 % de los votos. En tanto que Juan Pablo dio por terminadas sus «vacaciones pagadas» y decidió volver a la realidad para continuar con sus estudios de ingeniería.

En su lugar ingresaron dos nuevas caras: la correntina Constanza Alvarez y el bonaerense Jonathan Kok. Mientras tanto, los polémicos Cristian U y Tamara -que también estaban nominados- continuarán al menos una semana más.

La actitud del desertor no agradó demasiado a la producción, pero especialmente al resto de sus compañeros ya que los nuevos integrantes están en desigualdad de condiciones con quienes se encuentran recluidos desde hace seis semanas.

El conductor de la gala, Jorge Rial, aclaró a los flamantes «hermanitos» que si brindan información del exterior, serán directamente expulsados de la casa. Los confinados tampoco pueden hacerles preguntas ni armar estrategias para obtener datos del afuera. En el caso que suceda, irán directo a la placa de nominación.

Fuente: La Gaceta

Por Leo

Deja una respuesta