Autoridades de socorro de República Dominicana informaron hoy que 12.365 personas han debido desplazarse de sus hogares y que más de 3.000 viviendas resultaron anegadas por las intensas lluvias registradas en el norte, noreste y noroeste del país en los dos últimos días. Tras el paso del Huracán Sandy, el desabastecimiento de agua potable generó protestas que fueron reprimidas por la policía, dejando el saldo de una mujer muerta.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) – La víctima, identificada como Angela Moquete Méndez, según testigos, el jueves fue herida por dos policías vestidos de civil, cuando un grupo de vecinos protestaba por el suspenso de abastecimiento de agua potable, causado por el paso de la supertormenta “Sandy”.

El mismo jueves, William Florián Ramírez, un estudiante de 21 años, murió de un disparo durante un enfrentamiento entre policías y estudiantes descontentos por la asignación presupuestal actual que le otorga el Estado a la institución educativa, así como por el proyecto de reforma fiscal propuesto por el Gobierno.

Autoridades de socorro de República Dominicana informaron hoy que 12.365 personas han debido desplazarse de sus hogares y que más de 3.000 viviendas resultaron anegadas por las intensas lluvias registradas en el norte, noreste y noroeste del país en los dos últimos días.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) dijo en un comunicado, que decretó el alerta amarilla en ocho provincias de la zona y emitió un aviso menor para otras dos ante el peligro de inundaciones repentinas, informó Efe.

La casi totalidad de las personas desplazadas se encuentran alojadas en casas de familiares y amigos, destacó el organismo, que advirtió sobre la continuación de las lluvias en gran parte de la zona norte de la nación.

Las provincias bajo alerta amarilla son Montecristi, Dajabón, Santiago Rodríguez, Valverde, Puerto Plata, Espaillat, María Trinidad Sánchez y Samaná, mientras que en alerta verde se encuentran Monseñor Nouel y La Vega.

El COE, además, recomendó a las pequeñas embarcaciones mantenerse en puerto, ante el registro de oleaje y viento anormales en toda la costa del Atlántico.

Las autoridades destacaron que las lluvias no han causado muertes, por lo que recomendaron a la población a continuar observando las medidas y recomendaciones que emiten a través de sus boletines.

Fuente: Urgente24.com

Deja una respuesta