Un grupo de atacantes realizaron disparos y se atrincheraron en un hogar de Roubaix, una localidad francesa ubicada en la frontera con Bélgica, y tomaron algunos rehenes, informaron esta tarde los medios europeos.

Según el diario El Mundo, los asaltantes portan fusiles Kalachnikov, y en la zona se desplazó gran cantidad de efectivos policiales y ambulancias. Por el momento se sabe que uno o varios hombres armados se atrincheraron en la casa de un banquero y tomaron como rehenes al hombre y su familia tras desvalijar la propiedad.

El episodio comenzó cerca de las 19 en la ciudad de Roubaix, en el norte de Francia, a una hora de la capital belga, donde una unidad de fuerzas especiales de la Policía, la Raid, fue enviada para actuar, informó el sitio Daily Mail. «Hay una operación en progreso tras la toma de rehenes. Hubo disparos y el barrio fue aislado», revelaron fuentes policiales.

Fuente: Diario Hoy