Al menos diez personas murieron hoy en combates en la capital entre tropas yemenitas y miembros de clanes leales al ex presidente que rodearon el Ministerio del Interior.

Desde temprano se escucharon disparos y ambulancias que se llevaron a los heridos al hospital, indicaron testigos, según informó la agencia de noticias DPA.

Los hombres armados estaban vinculados a Mohamed al Qawsi, un ex comandante de las fuerzas de elite leales al ex presidente Ali Abdullah Saleh, que renunció a su cargo en noviembre tras gobernar durante 33 años.

Hombres armados, algunos de civil y otros con uniforme de las fuerzas de elite, asaltaron el Ministerio del Interior el domingo, demandando que se cumplieran las supuestas promesas de reincorporarlos a la policía.

Al parecer, el año pasado les prometieron empleo si apoyaban a Al Qawsi en las manifestaciones, señaló una fuente de la seguridad.

El ex vicepresidente, Abd Rabu Mansur Hadi, se convirtió en el nuevo primer mandatario en febrero, tras su victoria en elecciones en las que fue el único candidato.

La seguridad en el país se vio comprometida por los enfrentamientos políticos que dividieron al Ejército entre quienes apoyaban a Saleh y quienes estaban con la oposición.

Uno de los principales retos de Hadi es la restructuración de las instituciones militares y de seguridad, en las que aún permanecen muchos oficiales leales al régimen anterior.

Además milicianos vinculados con Al Qaeda reforzaron sus bastiones en el país y se beneficiaron con el caos político y la debilidad del gobierno central.

Deja una respuesta