Conmoción en Mataderos.La nena fue hallada en el baño de una estación de servicio. Los acusados quedaron grabados por cámaras de seguridad.

El domingo a la tarde la feria de Mataderos era un mundo de gente. En la estación de servicio de Directorio y Lisandro de la Torre muchos hacían cola para usar los baños. Cerca de las 18, una empleada de limpieza sacó una bolsa de residuos y uno de los clientes notó algo raro: algo se movía en su interior. Segundos después, un llanto agudo paralizó a todos. Dentro de la basura, entre papeles manchados de sangre, lloraba una beba recién nacida, con el cordón umbilical sin cortar. Estaba azulada, hiportérmica. Una empleada de la estación la abrazó para darle calor hasta que llegó la ambulancia que la llevó al Santojanni. Ayer la Policía detuvo a una mujer y un hombre –registrados por las cámaras de seguridad–, acusados de abandonar a la beba segundos después del parto.

Así fue el rescate de la beba:

La pareja se había acercado voluntariamente ayer a la tarde al hospital Santojanni para ver a Faustina –como llamaron las enfermeras a la beba–, afirmando que son las personas que quedaron registradas en las filmaciones, pero que ellos no la habían abandonado.

La página fiscales.gob.ar puntualizó que se trata de un hombre de 28 años y una mujer de 27, que están “alojados e incomunicados en la Seccional 42 de la Policía Federal a disposición del Juzgado de Instrucción 1, Secretaría 105”. Están imputados por abandono de persona. La Justicia ordenó que hoy se realicen las pericias para saber si la mujer estuvo embarazada y dio a luz recientemente. También se les realizará una extracción de sangre a ambos, para cotejar sus ADN con el de la beba y determinar si son sus padres.

Las cámaras de seguridad captaron a la pareja:

Los videos de seguridad muestran que una mujer –aparentemente embarazada– ingresa al baño a las 17. Al rato sale, habla con un joven de rastas –que estaba con una nena– y vuelve al baño. El hombre ingresa al drugstore de la estación, compra toallitas femeninas y se las entrega a la nena, que las lleva al baño. Casi 40 minutos después, los tres se retiran. Ayer a la tarde el hombre tuvo un breve diálogo con C5N: confirmó que es quien aparece en el video, que la nena es su hija y la mujer, su esposa. Pero negó cualquier relación con la beba. Minutos después fue detenido.

Según el relato de los empleados de la estación, “el muchacho entró a las 17 diciendo que era una emergencia y pidió toallitas”. Recién cerca de las 18, “una señora avisó que el baño estaba lleno de sangre. La señora encargada de limpiar entró y descubrió una bolsa cerrada con un nudo”. La encargada de la estación de servicio salió con la bolsa y los clientes observaron que algo se movía en su interior, y al abrirla hallaron a la beba “toda ensangrentada, azulada y cubierta de basura”. Los empleados de la estación cubrieron a la beba con una remera y otras prendas para darle calor y llamaron a la ambulancia del Same, cuyo personal cortó el cordón umbilical y trasladó a la niña reciénnacida al sector de terapia intensiva del Hospital Santojanni.

El testimonio de los empleados:

“Lo primero que hice fue abrazarla y ver si respiraba. Al principio no lloraba. Cuando los médicos le cortaron el cordón, pegó el grito y me quedé más tranquila”, dijo a la prensa la encargada de la estación de servicio, de nombre Natalia.

La beba pesó cerca de 3 kilos, está compensada y muestra una buena evolución. Las enfermeras que la atendieron la llaman Faustina, pero los empleados de la estación de servicio donde fue rescatada de la basura, la bautizaron Milagros.

Fuente: Clarin