Espera y desespera el Citigroup/Citibank. Este viernes (26/09) el juez neoyorquino Thomas Griesa –según él mismo insinuó- podría permitirle a la entidad pagar US$ 5 millones a los bonistas reestructurados el 30 de septiembre evitándole así un conflicto económico y político con el país. «Fue y aún sigue siendo mi opinión que los bonos con ley argentina tienen un tratamiento distinto», dijo el magistrado. El Citi presentó este lunes (22/09) un pedido de stay (una medida cautelar) para poder realizar el pago del 30/09. Ahora la entidad necesita de un fallo de excepcionalidad de Griesa cuanto antes. Ante el juez, el Citigroup admitió que corre serios riesgos de sanciones operativas y criminales si no cumple con el pago a los tenedores de bonos Par.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Se le acaba el tiempo al Citigroup/Citibank y necesita de un fallo de excepcionalidad del juez Thomas Griesa para concretar el pago de US$ 5 millones a los bonistas reestructurados que ingresaron a los canjes de 2005 y 2010 y que debe llevarse a cabo el próximo 30 de setiembre, de lo contrario le traerá serias consecuencias con el país.

El magistrado resolverá la situación del Citi en una audiencia prevista para este viernes (26/09) aunque ya adelantó cómo podría fallar durante la última reunión del 19/09 con Karen Wagner, la abogada de la entidad ante quien le deslizó la posibilidad de permitir el pago: «Es mi visión y mi intención tratar lo que llamamos los bonos con ley argentina en forma diferente de los que fueron cubiertos por la orden del 23 de febrero. Y si son pagados en forma externa o no, hablé de ellos en forma diferente», dijo según la transcripción de la audiencia.

Los abogados del Citi habían adelantado que pedirían un «stay» o medida cautelar para que puedan pagar los bonos en el próximo vencimiento del 30 de septiembre por los bonos Par. El Citi había obtenido a fines de julio la posbilidad de pagar «por única vez» los títulos Discount también bajo legislación argentina.

El banco había alegado, incluso, que no podía saber si los títulos en custodia que tenía de la Argentina eran sólo los del canje o también los que el Gobierno emitió para pagarle a YPF.

Por los dichos de Griesa, se mantendría el bloqueo para pagar en Nueva York a fin de mes US$ 195 millones mientras no haya un acuerdo entre el Gobierno y los holdouts que ganaron el juicio.

La semana pasada, la Corte de Apelaciones de Nueva York decidió que la cuestión volviera a las manos de Griesa.

«La partes deben saber que con respecto al tema de Citibank y Argentina, sea por el pago del 30 de septiembre o 31 de diciembre, es la opinión de la Corte que sabemos de las implicancias que guardan y que estos bonos son diferentes a los bonos cubiertos por el orden de 23 de febrero», afirmó el juez del Distrito Sur de Nueva York.

El Citi dijo que corre el riesgo de sufrir sanciones ya que su filial en la Argentina es el agente encargado de procesar el pago de bonos emitidos bajo ley local.

En la última audiencia, Wagner había dicho que la entidad tiene «una pistola en al cabeza», en relación con que el no pago del vencimiento podría derivar en un serio incidente con la Argentina; ya que por una situación similar (el no pago de los US$539 millones del bono Discount que venció el 30 de julio pasado), derivó en la quita del contrato con el Bank of New York Mellon (BONY) como agente financiero del país y, lo peor y más peligroso para repetir en el caso del Citi, le quitó la licencia para operar como banco en la Argentina.

En tanto, el Gobierno desmintió sanciones. Axel Kicillof, en declaraciones a Página/12 declaró que “el fondo de la cuestión es lo que originalmente sentenció el juez (Thomas) Griesa respecto de nuestros bonos, algo absolutamente ilegal. Es absolutamente insólito, inesperado y hoy no saben cómo aplicarlo. El Citibank no tiene ninguna pistola en la cabeza, tiene la ley argentina en la cabeza. Y la verdad es que el juez Griesa le ha puesto un grillete al banco que le impide cumplir con sus contratos.”

“El Gobierno va a tener que hacer un depósito el 30 de septiembre, por eso intimamos al BoNY para que nos diga qué va a hacer. De lo contrario, tomaremos algunas determinaciones”, sostuvo el titular del Palacio de Hacienda.

Si el BoNY no da respuestas al gobierno argentino, se aplicará lo establecido en la reciente Ley de Pago Soberano de la deuda externa, que fijó un nuevo fiduciario para abonar los títulos reestructurados, agrega Página/12.

“El contrato argentino no es con el Citibank Nueva York, es con el Citibank Argentina, es un banco argentino que está aprobado por el Banco Central, o sea sometido a la legislación argentina. Si no paga, estaría incumpliendo leyes argentinas. Entonces, ¿qué espera la abogada del Citibank? Si uno se instala en un país y después no quiere cumplir las leyes de ese país, ya estamos en un lío enorme”, agregó Kicillof en declaraciones a Radio Del Plata.

www.urgente24.com