Una extraña denuncia irrumpe en la convulsionada Venezuela pre electoral: existiría un plan para matar al candidato opositor Henrique Capriles Radonski, pero los autores del atentado no serían los partidarios de Chávez… sino sus peores enemigos. Según la denuncia, enemigos de Chávez buscarían sembrar el caos asesinando al candidato opositor y mal logrando las elecciones. Aunque enrevesada, la historia va acorde a una Venezuela que se debate en la incertidumbre frente a la posibilidad de la extinción de Hugo Chávez.

Venezuela en este momento da para todo. El ultra personalismo de Hugo Chávez, gran responsable de esta situación, ha dejado afuera a buena parte de las bases del PSUV con los nombramientos «a dedo» de los candidatos a gobernadores. La incertidumbre sobre la salud del mandatario genera desconfianza entre los gobernadores, que podrían organizar muy pronto un motín si Chávez no regresa pronto a Venezuela. En medio del caos, una extraña denuncia aparece en los medios.

Según el editor del portal web Primicias24, Carlos Herrera, «personalidades de la misma gente vinculada a la oposición, nos han dado información precisa sobre el atentado que se fragua en contra del candidato presidencial de la Mesa de Unidad Democrática, Henrique Capriles Radosnki, por lo que estamos haciendo una llamado a los cuerpos de seguridad del Estado para que le brinden protección de manera inmediata».

Herrera anunció que este jueves se dirigirá al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) junto al representante de la organización no gubernamental Fundavíctima, el abogado Pedro Aranguren, para consignar las pruebas que tiene en su poder, así como un documento, en el que solicitan se le suministre custodia policial de manera inmediata al actual gobernador del estado Miranda.

Siempre según herrera, el complot para asesinar a Capriles consiste en dispararle «un tiro en un barrio de Caracas para culpar al Gobierno de Hugo Chávez, con lo que se pretende generar un estado de conmoción general en el país. Eso abortaría el proceso electoral».

Detrás de ese plan estarían poderosos grupos económicos, porque según los sondeos de cualquier encuestadora seria, los números no le dan (a Capriles) para vencer a Hugo Chávez en las elecciones de octubre. En menos de siete meses luce muy difícil desde el punto de vista estadístico descontar una ventaja de más de 22 puntos. Esos sectores, al ver que con Capriles Radonski está negada la opción de tomar el poder, han decidido acabar con su vida con el fin de crear un estado de conmoción en el país. Los que están detrás de esa maniobra (banqueros prófugos y grupos que han perdido sus privilegios desde que está éste Gobierno, de quienes herrera no ha dado los nombres) quieren que se difieran las presidenciales, mientras logran conseguir otro candidato que represente sus intereses y construya una opción de ganarle una elección a Chávez.

Herrera asegura que la intención de dar a conocer la información que tiene en sus manos, es la de evitar que se creen situaciones que tendrían graves repercusiones para la paz en Venezuela, por lo que hoy irá al Sebin a consignar las pruebas que posee del atentado que se gesta contra Capriles.

«Acompañaré a la ong Fundavíctima −organización que defiende los derechos humanos−, para exigirle al Gobierno que de manera inmediata le asigne un anillo de seguridad al candidato presidencial de la oposición. Estaremos este jueves en el Sebin, porque ese el organismo de seguridad del Estado encargado de velar por la vida de las personalidades públicas en Venezuela. Pediremos que el chofer de Capriles Radonski sea puesto por el Sebin, tal como ocurrió en la campaña electoral del año 2006, cuando la Disip custodió al candidato opositor Manuel Rosales con tres anillos de seguridad. Además, pediremos que entre los escoltas que protegen a Capriles Radonski también estén funcionarios del Sebin, lo que garantizaría un primer anillo de seguridad conformado por sus hombres de confianza y por funcionarios de seguridad del Estado venezolano y evitar ese tiro en la cabeza que le quieren dar», asegura Herrera.

El editor del sitio pide ademása los medios oficialistas que den cobertura completa a la campaña del candidato opositor en busca de registrar la mayor cantidad de evidencia informativa posible para edsalentar el complot.

Para Carlos Herrera, «sería una irresponsabilidad del Gobierno no proteger a Capriles Radonski. Él es un joven exitoso que tendrá una campaña electoral que le permitirá construir un movimiento nacional, mediante el cual la oposición tendrá un importante bastión. Pero esos grupos radicales que ni siquiera están en el país, no quieren llegar a las presidenciales, no es la oposición que en su mayoría está integrada por gente demócrata, la que quiere acabar con la vida de Capriles (…) esta situación es semejante a la del 11 de abril de 2002, cuando ese pueblo que marchó no quería ni dar un golpe de Estado ni asesinar al presidente Chávez, pero quienes organizaron esa manifestación sí estaban en ese plan.»

(Urgente24)

Deja una respuesta