El inesperado ataque a la capital siria por parte de los rebeldes tiene al presidente Bashar Al Assad desaparecido, según fuentes de la oposición. Desde el círculo oficial del régimen informaron que el presidente sirio se encuentra hoy en Damasco, donde acudió a su oficina para desempeñar sus labores. Hoy continúan las conversaciones en la ONU acerca de las propuestas de China-Rusia y USA y Europa acerca de la situación en Siria.

Los combates entre rebeldes sirios y fuerzas gubernamentales continúan este jueves en Damasco, un día después que una bomba causara la muerte del cuñado del presidente Bashar al-Assad y otros dos funcionarios que formaban parte de la cúpula de seguridad del mandatari sirio.

Los rebeldes se atribuyeron responsabilidad por la explosión del miércoles en la capital siria indicando que representó el comienzo del fin del régimen del presidente al-Assad.

En este marco, el paradero del presidente Bashar al-Assad se convirtió en un profundo misterio en las últimas horas, después del ataque que causó la muerte del ministro de Defensa y de dos altos funcionarios.

Según fuentes de la oposición, el mandatario no está en Damasco, sino que se encuentra en la ciudad costera de Latakia, dirigiendo la respuesta al asesinato de tres de sus principales subalternos. Al-Assad, que no ha aparecido públicamente desde el atentado, está al mando de la operación, dijeron. No estaba claro si Assad viajó a la localidad turística en el Mediterráneo antes o después del atentado.

En contrapartida, desde el círculo oficial del régimen informaron que el presidente sirio se encuentra hoy en Damasco, donde acudió a su oficina para desempeñar sus labores. En esa misma línea, el diario libanés As Safir, cercano al régimen sirio, también afirma hoy que el jefe de Estado se encuentra en su oficina de la capital trabajando como siempre.

El primer ministro británico, David Cameron, exhortó al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que apruebe mensajes claros y enérgicos sobre sanciones contra Siria y dijo que es tiempo de que Assad se retire del poder.

“En términos de Siria, tendría un mensaje muy claro para el presidente Assad”, dijo Cameron, “que es tiempo de que se vaya”.

«Es tiempo para la transición en este régimen», agregó. «Claramente, Gran Bretaña no apoya la violencia de ninguna parte, pero si no hay transición, es muy claro que va a haber una guerra civil. Ese es el claro hecho que pienso todos podemos ver en el terreno”, añadió.

El Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto votar este jueves sobre un proyecto de resolución respaldado por Occidente que podría imponer sanciones al gobierno del presidente Assad. Rusia y China han resistido la imposición de sanciones.

Jay Carney, portavoz del presidente estadounidense, Barack Obama, dijo que las naciones que apoyan al mandatario sirio Bashar al-Assad terminarán en el lado equivocado de la historia.

“Nuestro punto a los rusos y otros es, como dije recién, que si se alían con Assad van a terminar en el lado equivocado de la historia y una continua relación con Siria y el pueblo sirio depende de tomar las decisiones correctas ahora porque el futuro de Siria no incluirá a Assad”, aseveró Carney.

La embajadora estadounidense Susan Rice dijo el miércoles que la reunión a puertas cerradas de los cinco miembros permanentes no produjo ninguna propuesta de Rusia. El embajador francés Gerard Araud expresó la esperanza de que los rusos presenten algo nuevo, aunque no se manifestó muy optimista sobre la votación del jueves.

El mandato de la misión observadora de la ONU en Siria expira el viernes y el Consejo de Seguridad debe decidir si lo extenderá.

Rusia, fiel aliado de Siria, se opone enérgicamente a las sanciones y a cualquier mención del Capítulo 7 de la carta de la ONU, que finalmente permite el uso de la fuerza para concluir el conflicto.

En Moscú, el canciller ruso Sergey Lavrov señaló el atentado mortífero del miércoles y acusó a Occidente a incitar a la oposición siria.

La explosión del miércoles en Damasco mató al ministro de Defensa, Daoud Rajha, el vice ministro de Defensa y cuñado de Assad, Assef Shawkat y un general sirio.

Diferencias entre USA y Rusia

El presidente ruso, Vladimir Putin, constató en una conversación telefónica la existencia aún de diferencias con su par estadounidense, Barack Obama, sobre la situación en Siria, declaró hoy el ayudante presidencial, Yuri Ushakov.

Durante la plática telefónica, los dos jefes de Estado lograron entender mejor la posición de cada uno respecto a la crisis siria, pero en los temas prácticos para su solución continúan las diferencias, subrayó el funcionario.

Será necesario llevar todo a una solución constructiva, coincidieron en reconocer Putin y Obama, según Ushakov, quien afirmó que el intercambio de criterios se extendió por unos 50 minutos.

Toda la conversación giró en torno al recrudecimiento de la crisis en el país mesoriental, que se acerca a una situación de guerra civil y de atentados terroristas, destacó el ayudante presidencial.

Nuestra posición fue clara al reiterar que condenamos cualquier tipo de acción terrorista, de donde quiera que provenga y esperamos que USA se una a esta posición, comentó.

En las conversaciones, Putin y Obama se refirieron someramente al mandatario sirio, Bashad Al Assad, al que Washington demanda abandonar el poder, mientras Moscú considera que el destino político de la nación levantina solo lo puede decidir su pueblo.

Sin embargo, el énfasis estuvo en los dos proyectos de resolución sobre Siria presentados en el Consejo de Seguridad de la ONU, uno ruso-chino y otro avanzado por USA, Reino Unido y Francia. La votación sobre esos documentos fue postergada para esta jornada.

La versión de Moscú y Beijing busca extender por otros tres meses la misión de observadores de la ONU en Siria, mientras Occidente desea imponer más sanciones a Damasco y admite la posibilidad de aplicar el artículo séptimo de la Carta de la ONU sobre el uso de la fuerza.

Obama presentó sus argumentos, afirmó Ushakov, y nosotros los nuestros referidos a la necesidad de ejercer presión sobre todas las partes del diferendo sirio por igual, es decir, tanto el gobierno como los grupos armados, que Damasco denuncia son pertrechados desde el exterior.

Urgente24

Deja una respuesta