Debatieron en el Senado sobre el rol del Estado frente al abuso sexual infantil

Por iniciativa de la senadora Sigrid Kunath, especialistas y representantes de organizaciones de sobrevivientes analizaron la problemática desde sus diversos enfoques.

La priorización de las víctimas de abuso sexual infantil, su palabra, protección y atención, tanto en la denuncia como en la búsqueda de justicia, fue el eje que unió las disertaciones de distintos especialistas del ámbito judicial, educativo, legislativo y de organizaciones de sobrevivientes, en la jornada “El rol del Estado frente al Abuso Sexual Infantil y la voz de las y los sobrevivientes” que se llevó a cabo en el salón Eva Perón del Senado.

La senadora justicialista Sigrid Kunath, organizadora del encuentro, comenzó diciendo que el objetivo era “generar insumos, escuchar a los sobrevivientes -quienes ponen en palabras lo que resulta difícil de contar- desde una mirada integral a partir de los distintos actores y especialistas. Son espacios sumamente necesarios y enriquecedores, que nos ayudan a ser mejores legisladores y legisladoras”.

“Es indispensable seguir contribuyendo en la prevención y visibilización de la problemática, generando nuevas herramientas, revisando las que ya tenemos, pero también viendo cómo construimos entre todos y todas desde el lugar que nos toca a cada uno, una sociedad que cuide a sus niños, niñas y adolescentes”, agregó la legisladora, quien es autora del proyecto que dio origen a la Ley 27.206 de Respeto a los Tiempos de las Víctimas y de otras iniciativas que tienen por objeto la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes frente a estos casos.

La entrerriana agregó que los abusos infantiles “sacuden a nuestras comunidades, nos conmueven, porque a pesar de los avances, persisten. Por eso resulta necesario tener un Estado presente, en los distintos planos de acción, pero sobre todo que trabaje de manera mancomunada con las organizaciones de la sociedad civil”. Y mencionó dos proyectos de su autoría sobre la temática.

A su turno, la senadora Norma Durango (PJ La Pamapa) aseveró que “el abuso priva a los niños y niñas de su bienestar, los somete física, psíquica y socialmente. Y es por eso que la responsabilidad y el abordaje y la prevención debe ser integral y conformado por todos los actores; es decir las instituciones, la familia y toda la sociedad”.

El acceso a la justicia

Uno de los ejes de la jornada estuvo referido a los obstáculos normativos e interpretativos que en la actualidad restringen el acceso a la justicia a los sobrevivientes de abuso sexual. Al respecto, se refirieron las juezas de la Cámara de Casación Penal de la provincia de Entre Ríos, Marcela Beatriz Badano y Marcela Alejandra Davite.

Entre otras cosas, Badano señaló “la necesidad de tomarse los derechos de la víctima en serio y la necesidad de pensar al niño no como ciudadanos de segunda categoría, sino como ciudadano merecedor de una doble protección, por su condición de niño y por su condición de ciudadano”.

Por su parte, Davite sostuvo que “hoy por hoy contamos con leyes efectivas y es cuestión de ponerlas en funcionamiento. La formación de los espacios jurídicos tiene que comprender no solo el derecho penal sino también el derecho de los derechos humanos”.

“El rol de los profesionales con una temática tan complicada como es el abuso sexual infantil es muy importante. Debemos saber escuchar a cada víctima para que luego esos testimonios lleguen a buen puerto y se haga justicia”, aseguró la psicóloga Mariana Graña, del Poder Judicial bonaerense.

La Educación Sexual Integral como herramienta fundamental para la prevención

Sobre este aspecto se refirió Mara Brawer, diputada nacional (MC), quien destacó la importancia de la aplicación de la Ley de ESI, “que le brinda herramientas a los docentes para darle seguridad a los niños y que confíen en ellos para contarles en el caso de que estén viviendo algún tipo de abuso”.

Luego, María Elena Naddeo, directora general de Niñez, Adolescencia, Género y Diversidad de la Defensoría del Pueblo porteña, advirtió: “El protocolo que elaboramos para que las escuelas y clubes sepan cómo actuar ante el abuso infantil, destaca que la obligación de intervenir rige no sólo cuando los hechos ocurren dentro de esos sitios, sino en cualquier otro lugar o establecimiento”, sea público o privado.

La voz de víctimas/sobrevivientes de abuso

Sebastián Cuattromo, de la Organización Adultxs por los Derechos de la Infancia, resaltó la importancia de la participación de las víctimas en estos encuentros, ya que “muchas veces el testimonio en primera persona facilita y permite esa pluralidad de llegada”.

Por su parte Pablo Huck, de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico, señaló: “Estando hoy acá siento no solo que tengo la posibilidad de dar testimonio, sino que he aprendido muchísimo”. “En momentos en los que se termina condenando un beso en la vía pública, que esta jornada esté sucediendo es una alegría para mí”, añadió.

Asimismo Fabián Schunk, también integrante de la Red, explicó que “no hay víctima que sea distinta de otra sino que lo que cambian son las circunstancias, pero la víctima siempre en su esencia es torturada, es secuestrada, es alguien lleno de dolor. Por eso no hay que hacer distinciones absurdas, todos queremos una sentencia”.

En la jornada además participaron el senador Alfredo Luenzo (Chubut Somos Todos); miembros de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM); Mana Mussi, fundadora de la organización “Con los Guríses No”; Nora Schulman, directora del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño (CASACIDN); integrantes de la ONG “Así Basta”; Julieta Añazco e integrantes de la “Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico”, de la ONG “Infancia Robada” de Misiones, de la organización “Adultos por los Derechos de la Infancia” y periodistas especializados.

www.parlamentario.com