El ministro de Planificación, Julio de Vido, sostuvo que «pudo haber errores humanos pero la irresponsabilidad fue de quien despachó el tren», luego del trágico choque de trenes que produjo la muerte de cuatro personas y decenes de heridos.
El ministro de Planificación, Julio de Vido, y el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, brindaron una conferencia de prensa para referirse al choque de trenes ocurrido ayer en San Miguel. «La responsabilidad fue de quien despachó el tren”, sostuvo De Vido. Mientras que Schiavi agregó: «El sistema de seguridad (de las vías) funcionaba, estaba operativo».

«De los cuatro sistemas de seguridad del tren de Ferrobaires, dos estaban anulados, el de muerte y el de emergencia. Eso habla de la gran irresponsabilidad de quien despachó el tren», aseguró De Vido. «Vemos en la salida del tren y en los responsables de ese despacho una responsabilidad muy clara», insistió, y aclaró: «Nosotros nunca opinamos de procesos judiciales en marcha, jamás lo hicimos, pero estamos decididos a encontrar los responsables, que los hay».

En cuanto a los elementos de seguridad, el ministro de Planificación indicó que «los sistemas de seguridad funcionaron perfectamente bien, la formación estaba detenida con todos los elementos técnicos en orden». «El Ferrocarril San Martín se encontraba detenido obedeciendo la señal que decía que no podía avanzar», explicó. «Hay una falla en el funcionamiento de Ferrobaires, es un error muy elocuente y muy claro», insistió.

En el mismo sentido se refirió esta mañana el juez federal de San Martín Juan Manuel Yalj, quien aseguró que dos de los cuatro frenos de la locomotora del tren de la empresa Ferrobaires que chocó a otro en San Miguel «estaban directamente anulados», uno con clavos y el otro con un candado, en diálogo con Radio América.

Además, De Vido aclaró que que «la empresa Ferrobaires no tiene ninguna dependencia ni subsidio del Estado Nacional, sólo usa las mismas vías».

Además, explicó que «la carátula por ahora es homicidio culposo», aunque «hoy veremos si se mantiene». «Había tres señales: una en amarillo y dos en rojo, que parecería que el maquinista pasó directamente», contó.

Por último, Schiavi aseguró que «el sistema es muy seguro y confiable, norteamericano y automatico», y que el tren de Ferrobaires «tiene que haber pasado necesariamente tres señales, dos rojas de peligro y una amarilla de alerta. El sistema de seguridad funcionaba, estaba operativo». Además, se sorprendió porque «los dos trenes estaban a horario, no había ninguna complicación». «Estamos conmovidos», concluyó.
Fuente: elargentino.com

Por Marta

Deja una respuesta