El diputado peronista opositor Francisco de Narváez reclamó hoy a la presidenta Cristina Fernández que «gire la plata a las provincias» para el pago de los aguinaldos y consideró como «un apriete político inaceptable» que el Gobierno no transfiera los fondos correspondientes a la coparticipación.

«Es incomprensible que la señora Presidenta tome la decisión de que cerca de 550 mil trabajadores públicos de la provincia de Buenos Aires no cobren el aguinaldo. El gobierno nacional está violando la ley», se quejó el legislador.

En declaraciones a Radio 10, De Narváez dijo esperar «que hoy o mañana, aparte del problema político que pueden tener, le giren la plata a las provincias, a todas. Es otro apriete del gobierno nacional a los gobiernos provinciales sin ningún justificativo».

«Esta situación se repite en Córdoba, en Entre Ríos, en Santa Fe, inclusive en Santa Cruz, este condicionamiento que le quiere imponer el Gobierno a las provincias», prosiguió.

El diputado se preguntó «¿cómo se van a sentir los 550 mil empleados públicos de la provincia de Buenos Aires cuando sepan que la Presidenta no les quiere pagar el aguinaldo en tiempo y forma?».

Explicó que, a través de distintos impuestos nacionales coparticipables, como el IVA, el gobierno central «recauda en una cuenta nacional y después le manda a las provincias (su porcentaje). Pero el gobierno nacional dice ‘no te la mando’. Es un condicionamiento político, no lo debe hacer. Es un apriete político inaceptable».

Diariohoy.net

Deja una respuesta