De la Rúa fue sometido a una traqueotomía y sigue en estado “crítico”

El ex presidente continúa internado en una sala de cuidados intensivos del Hospital Austral y ayer (08/01) le realizaron una traqueotomía. Su parte cardíaca estaría estable, pero su situación respiratoria sigue complicada. Había sido internado el 1° de enero por una infección pulmonar que le complicó su afección cardiovascular.

Por Urgente 24

El ex presidente Fernando de la Rúa sigue en estado crítico, internado en una sala de cuidados intensivos del Hospital Austral (Pilar), adonde había sido trasladado el 1° de enero por una infección pulmonar que le complicó su afección cardiovascular.

Si bien desde el 3 de enero no se emite un parte médico oficial, Clarín informa que en las últimas horas fallaron tres intentos de extubación para quitarle el respirador artificial, por lo que se le efectuó una traqueotomía. Su parte cardíaca está estable, pero su situación respiratoria sigue complicada.

Registrarme a las Alertas de Urgente24.

En el único parte médico dado por el Hospital Austral a los medios periodísticos se especificó que al ingreso al centro de salud el ex Presidente “presentaba un cuadro de infección respiratoria que agravó dolencias cardiovasculares previas. Se inició tratamiento antibiótico y se le realizó una angioplastía coronaria para asistir su corazón”.

Además, indicaron​ que se encontraba “sedado y en asistencia respiratoria mecánica en área de cuidados críticos”.

Al día siguiente, allegados a la familia dejaron trascender que había experimentado una “leve mejoría, con disminución de la medicación”. Pero la situación de De la Rúa sigue siendo crítica.

Cabe recordar que el año pasado ya había atravesado por momentos muy delicados al sufrir dos infartos (uno en mayo, y otro en octubre).

Estos problemas cardíacos del ex mandatario se remontan al 2001 -en ese momento lo sometieron a una angioplastía para desobstruir la arteria coronaria derecha-, cuando aún se encontraba al frente del Poder Ejecutivo y se asomaba la crisis social y económica.

Ya en los últimos años, su salud deterioró pronunciadamente y fue sometido a varias operaciones.

En agosto de 2014 le realizaron otra angioplastía y le colocaron dos stents; mientras que, un mes más tarde, volvió a ser internado en el Instituto del Diagnóstico para una intervención programada. En tanto, en enero de 2016, sufrió una afección en la vejiga.