El precandidato republicano con más posibilidades de disputar la Casa Blanca, Mitt Romney, fue sometido a una andanada de críticas por sus correligionarios a poco más de un día de que se inicien las elecciones primarias partidarias en el estado de New Hampshire.

El ex gobernador de Massachusetts fue duramente cuestionado en un debate televisado realizado en la noche del domingo entre los principales aspirantes republicanos a derrotar a Barack Obama en las elecciones del 6 de noviembre del 2012.

Romney, considerado un “blando” entre los ultraderechistas de su partido, «tendría muchas dificultades para resultar electo», pronosticó el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich.

«Hay una enorme diferencia entre un conservador al estilo de (Ronald) Reagan y alguien que proviene de la cultura de Massachusetts, quien esencialmente tiene antecedentes moderados», agregó en el debate realizado en Concord, capital de New Hampshire.

Sin embargo, las encuestas reproducidas por la agencia Europa Press indican que Rommey mantiene una buena ventaja en las primarias que se llevarán a cabo el martes en New Hampshire.

Concretamente, los sondeos subrayan que el 59% lo considera el candidato más probable para vencer a Obama.

«Si su gestión como gobernador de Massachusetts fue tan buena, ¿por qué no se presentó a la reelección?», preguntó el ex senador de Pensilvania Rick Santorum, refiriéndose a la decisión de Romney de dejar su puesto como gobernador para lanzarse sin éxito a la campaña para las elecciones presidenciales del 2008.

Santorum, quien trata de encarnar las aspiraciones del sector más derechista de su partido, tiene una creciente popularidad desde que logró un ajustado segundo lugar, tras Romney, en la primera batalla por la nominación republicana realizada en Iowa la semana pasada.

Romney se defendió de los ataques alegando que era un «conservador sólido» que ingresó a la política dejando a un lado su brillante carrera como empresario y financista. A diferencia de sus rivales partidarios, centró sus declaraciones en Obama.

«Creo que si queremos reemplazar a un político de toda la vida como Barack Obama tenemos que elegir a alguien que no sea un político de toda la vida, que no haya pasado toda su carrera en Washington», afirmó.

Los aspirantes republicanos esencialmente se juegan un sólido segundo puesto en las votaciones de New Hampshire, detrás de Romney, para tomar impulso con miras a las terceras primarias, previstas para el 21 de enero en Carolina del Sur.

La semana pasada, en Iowa, Romney fue proclamado el “candidato inevitable” pese a que sólo obtuvo en las primeras primarias del partido ocho votos más que Santorum.

Tomando en cuenta estos resultados, el diario The Washington Post afirmó que los debates realizados entre los seis precandidatos republicanos han consolidado las posiciones de Romney y Santorum como primera y segunda espada del partido.

Además de Romney, Santorum y Gingrich, también aspiran a enfrentar a Obama el congresista por Texas, Ron Paul, el gobernador del mismo estado, Rick Perry, y el ex gobernador de Utah Jon Huntsman.

Télam

Deja una respuesta