El empresario aliado al gobierno nacional Cristóbal López va por el control de las transmisiones de los partidos que se emiten por Internet a través de un portal que será por suscripción de abonados de todo el mundo y que apunta a superar en audiencia a la televisión tradicional. Una especie de Netflix deportiva que recaudará miles de millones.

Para esto recurrirá a sus dos empresas. Con el Grupo Indalo televisaría el fútbol por Internet. Con Casino Club motorizaría el mercado de las apuestas deportivas.

El principal socio de López en Indalo, Fabián De Souza, negocia el control accionario de la empresa Santa Mónica Argentina, agente comercial de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y dueña de los derechos exclusivos para transmitir el fútbol por Internet, aunque los cedió transitoriamente a Fútbol para Todos (FPT) y a Torneos.

Según publica La Nación, López quiere crear un canal-portal online de suscripción de espectáculos deportivos que apuntaría a tener 100 millones de abonados en todo el mundo.

Estima facturar más de 300 millones de dólares por mes por abonos, además de publicidad, y su plan contempla compartir las ganancias por mitades con la AFA. El proyecto, que tiene respaldo del gobierno de Cristina Kirchner, sólo podría ver la luz cuando concluya su mandato.

«Con 150 millones por mes para la AFA, cambia el fútbol», dijo un allegado a López. En la actualidad, FPT le paga a la AFA casi 6 millones de dólares por mes.

«Será un Netflix, pero para transmisiones deportivas», aseguran en Indalo. El negocio promete desarrollarse más aún si un futuro gobierno suprime o modifica el fútbol gratuito, hoy subsidiado por el Estado con FPT. La primera prueba piloto del portal estaría lista en un año y medio. «Esto es un negocio a futuro. Internet no está reglamentada aún», confiaron en Indalo.

www.diariohoy.net