La Presidenta explicó por qué no sube el mínimo no imponible y le envió un duro mensaje a Hugo Moyano: dijo que «81% de los empleados no paga Ganancias» y pidió discutir «eso de hacer socialismo con la plata del Estado o de los demás, pero cuando te tocan la tuya te hacés más liberal que nunca».

En un discurso muy duro, Cristina Kirchner descartó una suba del mínimo no imponible, rechazó de plano la eliminación del impuesto a las Ganancias -al que llamó «de los altos ingresos»- y criticó con dureza al titular de la CGT, Hugo Moyano. También vinculó el reclamo de los Camioneros al de la facción rebelde de la UOCRA en el Cerro Dragón de Chubut, que terminó con el accidente fatal de 7 gendarmes: las calificó como las protestas de «los que más se beneficiaron en los últimos años».

A un día del paro nacional convocado por la CGT, que terminará con una marcha en Plaza de Mayo, Cristina minimizó el reclamo por Ganancias, al asegurar que sólo el 19% de los trabajadores registrados es alcanzado por el mínimo no imponible. De ese modo, rechazó una suba del piso y cualquier posibilidad de eliminar ese impuesto, como pedían desde la CGT para levantar las medidas de fuerza.

Detalló además que «en una remuneración bruta mensual de 10.000 pesos de un empleado soltero, el primer descuento no es de Ganancias sino por aportes personales del trabajador que conforman un total de 17%: 11 puntos porcentuales de jubilación, 3 puntos de obra social, 3 para PAMI, y entre 1,5 y 3 por ciento de cuota sindical». Y concluyó: «recién sobre el remanente se aplica el impuesto a los altos ingresos».

Más allá de los fundamentos técnicos y económicos, la Presidenta aprovechó para enviar una dura respuesta política a Moyano: «Tenemos que discutir eso de hacer socialismo con la plata del Estado o de los demás, pero cuando te tocan la tuya te hacés más liberal que nunca. Sobre todo, si te querés seguir haciendo el peronista».

También se encargó de resaltar que el salario de los argentinos es, en promedio, el mejor de toda América Latina, «no sólo en términos nominales sino en poder adquisitivo». Y criticó a los sectores que «más se beneficiaron con el modelo» por intentar «pinchar con la lógica del escorpión» el bote que contruyó Argentina, cuando en el «mundo están todos en el Titanic».

Por todos estos avances, dijo que no comprendía la «lógica» de estas medidas de fuerza. «Salvo que haya algo más que
cuestiones gremiales y políticas, a la luz de acontecimientos que son públicos y notorios en la región», en referencia al golpe institucional en Paraguay.

Créditos para los jubilados

El tema que motivó, al menos oficialmente, la cadena oficial de la Presidenta fue el lanzamiento del programa de créditos para jubilados y pensionados, Argenta. El director ejecutivo de la Anses, Diego Bossio, estuvo a cargo del anuncio y destacó que se trata de «una oportunidad más para seguir mejorando la calidad de vida de los adultos mayores”.

«El plan ofrece préstamos accesibles en pesos, con tasas muy convenientes, y con un período de gracia de dos meses para empezar a pagar», explicó el funcionario, quien además destacó que «el Estado nacional continúa así con iniciativas claras y directas, que evitan las situaciones de abuso y usura que en el pasado algunas entidades efectuaban contra los jubilados a la hora de otorgar créditos”.

El programa Argenta será financiado con recursos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses, y permitirá los adultos mayores acceder a créditos para adquirir bienes, obtener transferencias en efectivo o comprar pasajes en Aerolíneas Argentinas.

“Los jubilados que obtengan créditos para comprar bienes, como electrodomésticos o indumentaria, utilizarán una tarjeta de
compra con importantes descuentos y beneficios. Además, al no utilizarse dinero en efectivo, todo el proceso será más seguro”, concluyó Bossio.

La Política Online

Deja una respuesta