En un gesto de distensión, la Casa Rosada autorizó a José Manuel De la Sota a emitir un bono por hasta 200 millones de dólares, un alivio momentáneo para las cuentas provinciales. En el entorno del gobernador cordobés se ilusionan con que se trate de un primer paso para poder discutir la deuda que Nación tiene con la provincia por la Caja de Jubilaciones, que ronda los 2.000 millones de pesos.

La Politica Online
Imágen: Diario Diario Uno

Luego de reunirse con el jefe de Gabinete de la Nación, Juan Manuel Abal Medina, y tras varios promesas del ministro de Economía Hernán Lorenzino, José Manuel De la Sota recibió un gesto de distensión desde la Casa Rosada: recibió el aval para que su provincia emite un bono por hasta 200 millones de dólares, en medio de la situación financiera delicada que atraviesa Córdoba.

Desde el entorno del gobernador cordobés consideran que se trata de un gesto de distensión y acaso de acercamiento con la Casa Rosada. El vínculo entre De la Sota y Cristina Kirchner vivió su momento de máxima tensión durante la conformación de las listas para los comicios provinciales y nacionales del año pasado, cuando el «Gallego» se negó a que sea la Presidenta la que decida quiénes serían sus legisladores e incluso su vicegobernador.

Pero, además, desde la pasada gestión de Juan Schiaretti, la provincia le reclama a la Nación la deuda de más de 2.000 millones de pesos por el déficit en la Caja de Jubilaciones. «Para muchos, esta es una señal que indica que esa deuda se podrá empezar a negociar. Pero por ahora esto nos da oxígeno», explicaron a LPO desde Córdoba.

Además de la deuda previsional, De la Sota estaría interesado en que le destraben el envío de fondos para obras públicas, puesto que intentará avanzar con la construcción del acueducto Córdoba-Los Molinos y solicitará también el traspaso a la Provincia de la ruta nacional 36 para la posterior construcción de la autopista Córdoba-Río Cuarto.

«Esperamos que se puedan distender las cosas para que el Gobierno Nacional pueda encontrar una salida, seguimos buscando alternativas, vía diálogo», explicó a la prensa el ministro de Finanzas de Córdoba, Mario Ángel Elettore.

Y agregó: «Esto le permite a la Provincia poder seguir avanzando en las negociaciones con la Nación hasta que se resuelva el tema de la Caja. El aval es de hasta 200 millones de dolares, pero no quiere decir que coloquemos todos esos títulos».

La emisión del bono, por sobre todas las cosas, lleva un poco de tranquilidad al gobierno de De la Sota: asegura el cumplimiento de las obligaciones al menos hasta fin de año. Para es entonces, el delasotismo proyecta haber avanzado con las conversaciones por la deuda, por la Nación ya habrá pagado los Boden 2012, un tema prioritario, según le habría comentado Lorenzino al propio De la Sota.

Deja una respuesta