La Presidente aseguró que no se puede «invalidar» la actitud de la embajadora en Londres porque fue invitada a participar y preguntar en un acto diplomático. «El canciller inglés se molestó pero no me pareció lógico que se hayan molestado algunos argentinos», declaró. Además, replicó los dichos sobre el destructor inglés

«Alicia Castro participó de una convocatoria donde el Reino Unido explicaba su política de derechos humanos y luego, cuando hubo lugar a las preguntas, la embajadora hizo referencia a las resoluciones de las Naciones Unidas», indicó la mandataria.

«No vamos a bajar la voz ni callar en ninguna parte del mundo. Solamente la fuerza de la palabra, de la razón y la justicia puede ante la fuerza de la guerra y de las armas», afirmó Cristina Kirchner sobre la interpelación de la diplomática al canciller británico, William Hague.

Luego, y durante la inauguración del patio «Malvinas Argentinas» en la Casa Rosada, la jefa de Estado consideró «lógico» que Hague se haya incomodado, pero lamentó que el episodio «les haya molestado a algunos argentinos».

Asimismo, la Presidente cuestionó al gobierno británico al preguntarse: «cómo alguien puede decirse demócrata y decir ‘yo de eso no converso, no hablo'», al aludir al rechazo del Reino Unido a negociar con la Argentina la soberanía de las Islas Malvinas.

Por otro lado, Cristina Kirchner replicó las declaraciones del comandante del HMS Dauntless, un destructor que fue enviado recientemente al archipiélago austral.

«Cuando venía para acá, leí al comandante de la flota inglesa, que se vanagloriaba de la presencia del moderno destructor cerca de las Malvinas, diciendo que así estaban resguardadas de posibles ataques», precisó, y agregó: «Es patético y ridículo, somos y seremos un país de paz».

www.agenciacna.com

Deja una respuesta