Es cierto: nunca hubo un ‘modelo’ económico pero también es verdad que el discurso del Frente para la Victoria hizo mención, durante 9 años consecutivos a un ‘modelo’ económico que sólo existía en su imaginación. Ahora, que las dificultades económicas son evidentes y difíciles de modificar, Cristina Fernández de Kirchnere dice que nunca hubo ‘modelo’ económico porque el ‘modelo’ es sociocultural. (?)

07/05, cuando la presidenta Cristina Fernández habló del «defender el modelo», en el complejo industrial Córdoba, para la producción de tractores y cosechadoras agrícolas.FOTO NA: PRESIDENCIA
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). En su terapia twittera matutina, la Presidente de la Nación incorporó 3 posteos o mensajes muy importantes para el análisis de qué ocurre en el Frente para la Victoria.

Cristina Fernández de Kirchner tuitteó 33 mensajes. Casi llegando al final de la serie ella escribió:

Cristina Kirchner ‏@CFKArgentina
Y podríamos seguir enumerando lo que para nosotros no es un modelo económico, esto es un proyecto político con objetivos económicos

Cristina Kirchner ‏@CFKArgentina
que permiten habilitar los verdaderos objetivos que deben ser los sociales y los culturales, si no la economía no sirve para nada.

Cristina Kirchner ‏@CFKArgentina
La cultura muchas veces no la hacen solamente los artistas también la hace la familia.

Acerca de estas definiciones, hay algunas consideraciones imprescindibles para realizar:

1. Modelo no es proyecto. Ahora, el martes 07/05 ella dijo en la inauguración de una planta de Fiat: “Más allá de las dificultades, de las penas, y de lo que tiene que soportar todos los días, voy a seguir apostando por este modelo, y de creer que la patria es el otro”. ¿En qué quedamos?

2. Cristina habla de un proyecto político, con objetivos económicos que puedan financiar los «verdaderos objetivos», que deben sociales y culturales. Es cierto que cualquiera política económica es insostenible sin lo sociocultural compatible. No lo entendió Carlos Menem y así le fue… No se trataba solamente de reformular la economía sino de concretar otros cambios que consolidar el cambio. Le quedó grande el desafío. Pero en el caso de Cristina, ¿no habría que cuidar más la economía si es que financiará los «verdaderos objetivos»? O sea que no se alcanzarán los «verdaderos objetivos» en tanto y en cuanto la economía fracase. ¿Ella se da cuenta que la economía se va al tacho?

3. Sí, se da cuenta. Por eso afirma que nunca hubo un «modelo económico», ella no quiere quedar prisionera del fracaso. Sí había «modelo» cuando el ‘viento de cola’ y los superávits gemelos brindaban bienestar. De todos modos, es interesante que la Presidente mencione los «objetivos económicos» que, si se alcanzaran, permitirían financiar la fiesta sociocultural. ¿La inflación es un objetivo o una herramienta o un error no querido? ¿Y qué está haciendo ella para detener los fenómenos monetarios que provocan la inflación? Porque eso de controlar los acuerdos de precios comenzó en 2005, cuando todavía Roberto Lavagna era el ministro de Economía de Néstor Kirchner… Y 8 años después, cuando la inflación es muchísimo más elevada que entonces, insisten con lo mismo, ¿no habrá que aceptar que se está equivocando?

4. Los «objetivos económicos» precisan de herramientas y de un cronograma. ¿Podría conocerlos la sociedad o es que ahora se intentará ocultar el fracaso detrás del humo de media docena de museos inaugurados, lo que para Cristina es una «política cultural»? Muy berreta todo. Decir me equivoqué y hacer algo por enmendar los errores sería más honesto y productivo.