En tan solo 1 mes, la desaprobación de la gestión presidencial subió 12 puntos en Córdoba, uno de los principales distritos electorales del país, y llegó al 75% de rechazo, el máximo porcentaje hasta el momento según Management & Fit. A la oposición tampoco le va mejor, el 69,3 por ciento de los consultados dijo desaprobar la labor de los opositores.

Córdoba sigue siendo una de las provincias más esquivas para el kirchnerismo, especialmente potenciado por el conflicto con el Gobierno nacional por las deudas con la Anses. Cristina suspendió su última visita a la provincia mediterránea por las protestas que se organizaban para recibirla en lo que iba a ser su visita a una planta automotriz. En su lugar fue Débora Giorgi, quien se retiró del acto en Renault tras palabras que no le agradaron por parte de José Manuel De la Sota. La acompañó un sonoro abucheo desde la concurrencia.

Hacía pocos días había ocurrido el 8N, y se desconocía el impacto en los cordobeses, que en octubre habían mostrado un leve cambio en la apreciación de la gestión presidencial que había mejorado en la ponderación de los habitantes de esa provincia.

Pero todo cambió en noviembre y la desaprobación de los cordobeses tanto de la gestión de Cristina Fernández como de la labor de la oposición alcanzó, el punto más alto de los últimos cuatro meses, de acuerdo con los resultados de una encuesta realizadas por la consultora Management & Fit, en la provincia de Córdoba, entre el 19 y el 28 de noviembre últimos.

Según los datos del sondeo difundidos por La Voz del Interior, el 75 por ciento de los consultados afirmó que desaprueba la gestión de la Presidenta, independientemente de a quien haya votado en las últimas elecciones.

En tanto, el 19,7 por ciento dijo aprobar la labor de la primera mandataria.

Este es el mayor grado de desaprobación que alcanzó Cristina en Córdoba en los últimos cuatro meses.

En agosto, el 73,5 por ciento de los encuestados había manifestado que desaprobaba su gestión, mientras que el 19,7 por ciento dijo aprobarla.

En septiembre, la desaprobación subió un punto (74,4 por ciento) y la aprobación se mantuvo casi igual (19,4 por ciento).

Octubre fue el mejor mes para la presidenta en Córdoba. Su desaprobación bajó al 63,4 por ciento mientras que el 27,3 por ciento dijo estar de acuerdo con su gestión.

Pero en sólo un mes, el grado de desacuerdo subió hasta el 75 por ciento.

En el mismo sentido, la mitad de los cordobeses consultados consideraron que ni el Gobierno nacional ni los opositores escucharon los reclamos del último cacerolazo, realizado el pasado 8 de noviembre.

En tanto, el 17 por ciento consideró que sobre todo escucharon los opositores y el 14 por ciento dijo que el reclamo fue atendido de igual manera por la oposición y por el Gobierno.

En cuanto a la posibilidad de un nuevo cacerolazo, una significativa proporción (72 por ciento) expresó que apoyaría la protesta, pero sólo el 36 afirmó que asistiría.

El 14 por ciento dijo que no sabe si asis­tiría y el 23 afirmó que no iría.

En contraposición, el 20 por ciento de los encuestados ex­presó estar en contra de otra convocatoria.

Ficha técnica

Encuesta. El relevamiento fue realizado por la consultora Management & Fit, entre el 19 y el 28 de noviembre últimos.

Consultados. Se encuestó a 1.240 ciudadanos de la provincia e entre 18 y 70 años. Con un margen de error de +- 3,1

Tipo. Las encuestas fueron combinadas telefónicas y presenciales. Las telefónicas fueron para los estratos socio-eco­nómicos medios y altos, mientras que las presenciales, en los casos del estrato socio-económico bajo.

Departamentos. Se realizó en los departamentos Capital, Río Cuarto, Colón, Tercero Arriba, Santa María e Ischilín.

Fuente: Urgente24